Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Valoremos a quienes nos prestan servicios sencillos, todos somos seres útiles y valiosos

La buena condición humana se muestra en el trato de las personas que nos sirven. De nada sirve ser estudiado, moralmente “bueno” o religioso si tratamos mal a quienes nos ayudan

Alberto Linero
Alberto Linero
Foto: cortesía

Mi primer trabajo en la vida fue ser cobrador de bus urbano. En un momento difícil de la familia, mi papá manejó por un corto tiempo un bus, y allí, con 12 años, yo me encargaba de cobrarles a las personas que se subían al vehículo.

Recuerdo esa experiencia con alegría, porque fui útil para mi familia, pero también porque me enseñó a relacionarme con todo tipo de personas, con sus temperamentos y actitudes, desde los más amables, hasta los más groseros. Tal vez, la mayor enseñanza fue que aprendí a valorar a las personas que nos prestan servicios sencillos.

Todos somos útiles y valiosos. En este raro tiempo de la pandemia, uno de los oficios que ha sido más necesario, es el que nos prestan los domiciliarios. Gracias a ellos, muchos hemos podido continuar con nuestras rutinas cotidianas. Creo que es nuestra obligación ser agradecidos, amables y hasta generosos con ellos, ya que el servicio que nos prestan es importante en estas nuevas maneras de ser y de estar en la ciudad.

No concibo que los traten mal o que les hagan sentir inferiores –que nunca lo son- por su servicio. La buena condición humana se muestra en el trato de las personas que nos sirven, de nada vale decir que somos estudiados, moralmente buenos o religiosos si tratamos mal a quien nos presta un servicio.

Ahora, también es cierto que ellos, los domiciliarios, tienen como obligación, no sólo prestar un gran servicio, si no ser lo más amables posibles. Seguro no es lo que quisieran hacer en la vida, pero hoy les está posibilitando tener los recursos para subsistir y eso tiene que ser una fuerte motivación para hacer con las mejores actitudes ese servicio.

Este jueves, cuando escuchaba en Meridiano BLU el testimonio de Yeimar Medina -que se ha dedicado al servicio de domicilios desde hace tres años- y cómo nos pedía que no los estigmatizáramos por la ola de atracos en los que los delincuentes se visten con prendas parecidas a ellos, entendía que todos tenemos que hacer el esfuerzo de no generalizar, tener la mejor actitud y recordar que somos una comunidad en la que nos necesitamos unos a otros.

Publicidad

Sus palabras exactamente fueron: “Nos señalan a todos. Los delincuentes se disfrazan con alguna prenda que usamos los domiciliarios, pero no todos somos iguales". Es el momento de mostrar que de verdad somos buenos seres humanos.

Escuche la reflexión de Alberto Linero en Mañanas BLU:

Entérese de los hechos y noticias del momento en Colombia y el mundo:

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.