Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Agricultores de Córdoba piden suspender importación de maíz para evitar pérdida del producto local

En Córdoba están represadas 25.000 toneladas de maíz, que esperan compradores desde septiembre pasado. Sin embargo, las industrias prefieren el producto importado que ofrecen a menor costo.

Toneladas de maíz
Toneladas de maíz a la espera de compradores en carreteras de Córdoba.
Foto: captura de video

A los campesinos en Córdoba les ha tocado hasta desocupar sus casas para guardar las miles de toneladas de maíz que sembraron en mayo, recogieron en septiembre y que a pocos días de terminar el año aún no han podido vender, porque el sector industrial prefiere comprar el producto importado que se comercializa a un precio mucho más económico.

Blu Radio conoció, por ejemplo, la situación de Ignacio Pinedo Durango, un mediano productor que no consigue compradores para las casi 300 toneladas de maíz que tiene represadas a un lado de la vía Carrillo- San Pelayo.

Pinedo explica que, solo para recuperar la inversión, debe vender cada tonelada en mínimo 1.300.000 pesos, pero la tonelada de maíz importado se consigue en 850.000 pesos, ya que proviene de países donde los campesinos reciben subsidios de sus gobiernos y producen a bajo costo.

"Entonces, ahí es cuando debe intervenir el Estado y suspender la importación por uno o dos meses hasta que se absorba la cosecha nacional", sugirió Pinedo.

Publicidad

"El industrial tiene la razón en comprar los importados, porque ellos no van a comprarnos a nosotros más caro. El Estado es el que debe poner los 200.000 o 300.000 pesos ahí para llegar al punto de equilibrio", agregó.

Los agricultores dicen que no tienen cómo competir con los productos importados, ya que están trabajando a pérdidas por los altos costos de los insumos, el arriendo de tierra y la maquinaria.

Publicidad

Indican que la producción de una sola hectárea de maíz exige una inversión de 7 millones de pesos y la cosecha a duras penas promedia las 5 toneladas, frente a las 8 o 9 toneladas que deberían recoger en cada hectárea para poder tener precios competitivos.

Le puede interesar:

  • Publicidad