Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
No activar
Activar

Publicidad

Paciente M: el hombre que recibió un tiro en la cabeza y se despertó viendo el mundo al revés

El caso del Paciente M es considerado uno de los más singulares y extraños de la historia de las lesiones cerebrales.

Paciente M
Paciente M
Foto: García-Molina et al., Neurologia, 2023

La historia del Paciente M, quien despertó con una percepción invertida del mundo después de recibir un disparo en la cabeza durante la Guerra Civil Española en 1938, ha sido objeto de un estudio recién publicado. Este caso es considerado uno de los más singulares y extraños de la historia de las lesiones cerebrales.

El Paciente M experimentaba una distorsión perceptiva peculiar, donde las personas y los objetos parecían surgir desde el lado opuesto al que realmente se encontraban, afectando su sentido del oído y del tacto.

Además, podía leer letras y números, tanto en forma normal como al revés, sin poder distinguir la diferencia entre ambas orientaciones. Este fenómeno también se extendía al mundo que lo rodeaba, lo cual causaba confusión al presenciar escenas cotidianas.

Un mundo al revés: la percepción invertida del Paciente M

Publicidad

El Paciente M despertó tras el incidente con una percepción del mundo completamente invertida. Las personas y los objetos parecían estar ubicados en el lado opuesto al que realmente se encontraban, lo cual también afectaba su sentido del oído y del tacto. Este fenómeno causaba una confusión constante en su vida diaria. Por ejemplo, al presenciar a hombres trabajando en andamios, su posición parecía anómala y desconcertante. Sin embargo, lo más sorprendente era la capacidad del Paciente M para leer letras y números impresos tanto en su forma normal como al revés. Su cerebro no podía distinguir la diferencia entre ambas orientaciones. Incluso desde cualquier ángulo, era capaz de leer la hora en un reloj de pulsera.

La complejidad cerebral a través del Paciente M

El estudio del Paciente M ha generado valiosos hallazgos sobre las lesiones cerebrales y ha revelado la complejidad del cerebro humano. Los investigadores identificaron la presencia de cicatrices de entrada y salida del proyectil que causó la lesión, así como las áreas probables de daño en el cerebro (García-Molina et al., Neurologia, 2023). Estos síntomas peculiares que experimentaba el Paciente M eran solo una parte de una combinación aún más extraña de efectos. Además de la inversión perceptiva, también veía colores desprendidos de los objetos, sufría de triplicación visual y presentaba síntomas de daltonismo. A pesar de estas dificultades, el Paciente M afrontaba todos estos desafíos con notable calma, lo que intrigaba a los investigadores.

Publicidad

Paciente M
Paciente M
García-Molina et al., Neurologia, 2023

La revolución científica de Justo Gonzalo y su teoría de la Dinámica Cerebral

Durante casi medio siglo, el neurocientífico español Justo Gonzalo dedicó su vida al estudio minucioso del Paciente M. Sus investigaciones provocaron un cambio significativo en nuestra comprensión del cerebro y desafiaron la sabiduría convencional de la época. En la década de 1940, Gonzalo planteó una teoría revolucionaria: el cerebro no es una colección de secciones independientes, sino que sus diversas funciones están distribuidas en gradientes a lo largo del órgano. Según esta teoría, las lesiones cerebrales no destruyen funciones específicas, sino que afectan el equilibrio de diversas funciones, como se evidenció en el caso del Paciente M.

El neuropsicólogo Alberto García Molina, del Institut Guttmann en España, comentó sobre el enfoque innovador de Gonzalo: "Se concebía el cerebro como pequeñas cajas. Cuando alterabas una caja, se suponía que existía un déficit concreto. Para el Dr. Gonzalo, las teorías modulares no podían explicar las preguntas que surgieron con el Paciente M, por lo que comenzó a desarrollar su teoría de la dinámica cerebral, rompiendo con la visión hegemónica sobre cómo funciona el cerebro", dijo a El País.

Isabel Gonzalo-Fonrodona, hija de Justo Gonzalo, ha colaborado con García Molina en la investigación que detalla el caso del Paciente M. Aunque este trabajo pionero basado en un caso excepcional no ha recibido la atención que merece, indica que los casos individuales han sido una fuente valiosa de conocimiento sobre la función cerebral durante siglos.

Publicidad

¿Qué es el caso del Paciente M?

Otros detalles del caso del Paciente M en www.neurología.com

  • Publicidad