Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
No activar
Activar

Publicidad

¿Qué es la ludopatía?

La ludopatía es una adicción al juego que puede ser devastadora si no se trata. Definición, síntomas, causas, factores de riesgo y complicaciones y tratamiento. El trastorno del juego no solo afecta la salud mental, sino que también puede provocar problemas de relación, económicos y legales.

Casino
Casino
Lacheev/Getty Images

La ludopatía, también conocida como juego patológico o trastorno del juego, es una condición que se caracteriza por una dependencia compulsiva deljuego de azar. Conozca, en detalle, esta problemática, desde sus síntomas y prevalencia hasta su relación con otros trastornos mentales.

¿Qué es la ludopatía?

El término ludopatía se utiliza para referirse a la condición de dependencia del juego de azar. En el ámbito médico, psiquiátrico y psicológico, se utiliza como sinónimo no preferencial de juego patológico. Sin embargo, la definición técnica y recomendada, incluso en su forma abreviada como G.A.P. (acrónimo de Juego de Azar Patológico), se encuentra en clasificaciones científicas como el DSM-5 (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales), elaborado por la Asociación Estadounidense de Psiquiatría.

Síntomas de la ludopatía

De acuerdo con el DSM-5, el G.A.P. se define como un "comportamiento problemático persistente o recurrente relacionado con el juego de azar, que causa malestar o deterioro clínicamente significativo en el funcionamiento individual".

Para diagnosticar la ludopatía, se deben identificar cuatro o más de los siguientes síntomas durante un período de 12 meses:

Publicidad

  1. Necesidad de jugar cantidades crecientes de dinero para obtener la emoción deseada.
  2. Inquietud o irritabilidad cuando se reduce o se detiene el juego.
  3. Esfuerzos repetidos pero infructuosos por controlar, reducir o detener el juego.
  4. Pensamientos persistentes relacionados con el juego.
  5. Jugar cuando se siente incómodo o emocionalmente perturbado.
  6. Volver a jugar después de perder dinero para intentar "recuperar" las pérdidas.
  7. Mentir para ocultar la magnitud de la participación en el juego.
  8. Deterioro de relaciones significativas, problemas laborales o académicos debido al juego.
  9. Pedirle a otros que proporcionen el dinero necesario para solucionar problemas financieros causados por el juego.

Prevalencia y curso de la ludopatía

La prevalencia del G.A.P. varía en diferentes grupos de población. En adultos, se estima que oscila entre el 0,4% y el 3,4%, mientras que en adolescentes y estudiantes universitarios, las tasas de prevalencia son más altas, alcanzando entre el 2,8% y el 8%. El inicio típico de la ludopatía ocurre en la adolescencia temprana en hombres y más tardíamente en las mujeres.

En cuanto al curso de la enfermedad, se caracteriza por ser insidioso. Años de juego de azar socialmente aceptado son seguidos por un inicio abrupto que puede ser desencadenado por una mayor exposición al juego o un factor estresante. El juego puede ser regular o episódico, y el trastorno tiende a ser crónico. El impulso y la actividad de juego de azar generalmente aumentan durante períodos de estrés o depresión.

Publicidad

Relación entre la ludopatía y otros trastornos

La ludopatía puede estar asociada con diferentes trastornos mentales, y se han propuesto varios modelos de relación entre el juego patológico y otras condiciones psicopatológicas:

  1. Presencia de un trastorno psiquiátrico primario en relación con el juego patológico.
  2. Juego patológico primario en relación con el trastorno psiquiátrico.
  3. Juego patológico y trastorno psiquiátrico debido a un tercer factor común, como una predisposición genética.
  4. Coexistencia del trastorno de juego patológico y trastorno psiquiátrico debido a influencias mutuas.

Estas diferentes posibilidades sugieren que la ludopatía puede desarrollarse independientemente de una condición psicopatológica previa o que puede influir en la aparición de otros trastornos. La evaluación diagnóstica y la intervención terapéutica son fundamentales para comprender y abordar adecuadamente la complejidad de la relación entre la ludopatía y otros trastornos mentales.

Neurobiología de la ludopatía

La adicción al juego de azar involucra mecanismos neurobiológicos complejos. Para que una sustancia o actividad se vuelva adictiva, debe tener propiedades dopaminérgicas, es decir, actuar sobre el sistema de recompensa del cerebro. Nuestro sistema de recompensa libera dopamina, una sustancia química relacionada con el placer, cuando anticipamos o experimentamos una gratificación.

En el caso del juego patológico, la mera anticipación de jugar activa la liberación de dopamina y genera una sensación de placer similar a la que experimentamos durante el juego real. Además, el ansia, definida como el deseo impulsivo de la gratificación, desempeña un papel importante en el mantenimiento del comportamiento ludopático. El ansia puede ser estimulada por factores asociados con el juego, como la disponibilidad inmediata de dinero o los estímulos visuales relacionados con el juego.

Publicidad

Tipos de jugadores

Existen diferentes perfiles de jugadores que pueden ayudarnos a comprender la variedad de experiencias relacionadas con el juego de azar. Algunos de los tipos de jugadores identificados incluyen:

  1. Profesionales: aquellos que consideran el juego una profesión y mantienen un control adecuado.
  2. Antisociales: aquellos que utilizan el juego de azar como medio para obtener dinero ilegalmente.
  3. Sociales ocasionales: aquellos que ven el juego como una forma de entretenimiento y socialización sin interferir con otras áreas de su vida.
  4. Por escapismo y alivio: aquellos que recurren al juego para encontrar alivio a emociones negativas o problemas personales.
  5. Compulsivos: aquellos que han perdido el control sobre su actividad de juego y experimentan deterioroen diferentes áreas de sus vidas.

De juego recreativo a ludopatía

Para comprender el desarrollo de la ludopatía, es importante tener en cuenta que algunas personas vulnerables pueden pasar de un juego recreativo a un comportamiento problemático. El juego recreativo puede proporcionar placer y alivio temporal de emociones negativas. Sin embargo, en algunos individuos, este comportamiento puede volverse problemático y progresar hacia la ludopatía.

Publicidad

El juego problemático se caracteriza por un modelado cognitivo y simbólico, donde el individuo estructura su experiencia de juego, incluyendo las ganancias y pérdidas, habilidades y fantasías asociadas. Además, hay un efecto neuroplástico en el sistema neurocognitivo, que implica una disminución del control voluntario y un aumento de la impulsividad emocional.

Psicoterapia cognitivo-conductual para la Ludopatía

La terapia cognitivo-conductual se ha mostrado efectiva en el tratamiento de la ludopatía. A continuación, se presentan las principales fases de trabajo en esta forma de terapia:

Análisis Funcional

En esta fase, se analizan los episodios individuales de juego, identificando los factores desencadenantes y las consecuencias del comportamiento. Se exploran los posibles factores desencadenantes, como la disponibilidad de dinero, el tiempo libre no estructurado, los problemas interpersonales y las emociones negativas. Para cada factor desencadenante, se buscan soluciones específicas que puedan ayudar al individuo a gestionar su comportamiento de juego.

Análisis de Creencias y Distorsiones Cognitivas

Se examinan los pensamientos y creencias subyacentes que sustentan el comportamiento ludopático. Se identifican y desafían las distorsiones cognitivas comunes, como creencias erróneas sobre el control, la suerte y el azar. Este proceso ayuda al individuo a desarrollar una perspectiva más realista y saludable sobre el juego de azar.

Publicidad

Autorregistro del ansia

El individuo aprende a autorregular y comprender el ansia asociada al juego. Se exploran los desencadenantes internos y externos que activan el ansia, y se desarrollan estrategias para hacer frente a esta sensación de urgencia. El conocimiento y la conciencia del ansia pueden ayudar al individuo a resistir la tentación de jugar.

Habilidades sociales y de afrontamiento

En esta fase, se trabajan las habilidades sociales y de afrontamiento que pueden haber contribuido al desarrollo del trastorno. Se enseñan técnicas para mejorar la asertividad, la regulación emocional, la comunicación efectiva y la tolerancia al malestar psicológico. Estas habilidades son fundamentales para el manejo de situaciones de alto riesgo y para evitar recaídas.

Publicidad

Prevención de recaídas

En la última fase, se aborda el tema de las recaídas como un proceso y se enseña al individuo a identificar las señales de advertencia. Se elabora un plan para enfrentar las situaciones de alto riesgo y se fomenta la participación en grupos de apoyo para el juego patológico. La prevención de recaídas implica mantener la vigilancia y utilizar estrategias de afrontamiento efectivas.

La ludopatía es un trastorno serio que afecta a individuos en todo el mundo. Comprender los síntomas, la prevalencia y los factores relacionados con esta condición es fundamental para su abordaje adecuado. La terapia cognitivo-conductual se presenta como una opción efectiva en el tratamiento de la ludopatía, brindando a los individuos las herramientas necesarias para superar esta dependencia y recuperar el control sobre sus vidas.

  • Publicidad