Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Suscríbase y reciba las historias y los hechos que son noticia en Colombia y el mundo
Activar
No activar

Publicidad

En Magdalena, estudiantes indígenas caminan cuatro horas para recibir clases virtuales

En el resguardo donde estudiantes nativos están pasando la cuarentena por el COVID-19, no hay internet,

362250_Estudiantes indígenas. Foto: Cortesía
Estudiantes indígenas. Foto: Cortesía

En el departamento del Magdalena, universitarios indígenas caminan hasta cuatro horas para poder seguir con sus clases virtuales. En el resguardo donde los estudiantes nativos están pasando la cuarentena del COVID-19 no hay internet, agua, ni energía eléctrica, y les toca ir hasta el casco urbano del municipio para seguir sus estudios virtuales.

Convierta a BLU Radio en su fuente de noticias

A Manuel María Mendinueta Sánchez y cuatro compañeros más del resguardo indígena Chimila, les toca trasladarse tres veces a la semana hasta un café internet situado en el casco urbano del municipio Sábanas de San Ángel, zona centro del departamento.

Es la única manera de poder seguir tomando

sus clases virtuales en la Universidad del Magdalena, luego de la cuarentena decretada por el COVID-19.

Lea también: Al menos 40.000 familias indígenas de La Guajira recibieron alimentos

Cuenta Manuel María que son dos horas de ida y dos de regreso por una trocha arcillosa azotada por el inclemente sol Caribe, camino que cuando llueve se llena de lodo.

“A eso de la 1:00 de la tarde, el café internet y comercio cierran sus puertas, las calles del pueblo quedan solas, nadie se atreve a circular y a nosotros nos toca regresarnos al resguardo”, contó Manuel.

Manuel María, quien junto a los otros cuatro estudiantes chimilas están becados por la Universidad del Magdalena, hacen parte de las minorías étnicas y aseguró que al acueducto del resguardo le han invertido varios millones de pesos, pero nunca ha funcionado y les toca seguir abasteciéndose en un cuerpo de agua donde también toman agua los animales domésticos.

Publicidad

En este resguardo, uno de los últimos asentamientos chimilas que quedan en esta zona del Magdalena, la guardia indígena está en alerta, controlando la entrada y la salida a fin de evitar que algún intruso pueda llevarles el coronavirus, y para evitar que salgan a buscar alimentos, la gobernación del Magdalena los incluyó en el plan de mercados alimentos.
 

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO