Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

"Males de vereda", editorial de Ana Cristina Restrepo

En el Editorial de este viernes en Vive Medellín, Ana Cristina Restrepo habló sobre la zona de preagrupamiento de las Farc en Dabeiba.

275704_Ana Cristina Restrepo / Foto: Blu Radio
Ana Cristina Restrepo / Foto: Blu Radio

Este es el Editorial de Ana Cristina:

Cuarenta y cinco guerrilleros del frente quinto de las Farc permanecen aislados en la vereda Monteloro, de Dabeiba, después de la caída del puente El Mango que conduce al casco urbano de ese municipio y conecta con la zona veredal ‘Llanogrande’ a la que deberán llegar los subversivos.

Estas personas, próximas a dejar sus armas, han manifestado su temor por la posible presencia de grupos cercanos al paramilitarismo.

Varios guerrilleros permanecen en las veredas de Alto de Urama y Monteloro, en Dabeiba, debido a los retrasos en el alistamiento de las zonas veredales para el desarme.

Las autoridades aún no anuncian ninguna solución para este problema que sucedió desde diciembre.

Entre los problemas que reporta un informe de la Gobernación de Antioquia por la caída del puente El Mango están: 1). La dificultad obvia por la carencia de conectividad terrestre que por una parte entorpece la llegada de alimentos e insumos, y por otra evita el transporte de los guerrilleros hacia la zona de concentración; 2). El temor de los desmovilizados al ataque por parte de  fuerzas de origen paramilitar ubicadas en Camparrusia y Urama; 3) La presencia en esta zona de cuatro menores y tres bebés lactantes; 4). Un inconveniente reportado por las mismas Farc es la denuncia de extorsiones a nombre de esa organización guerrillera, que niega sus vínculos con ese tipo de actos.

Publicidad

La zona del Alto de Urama, donde se pre-agrupan 58 guerrilleros, también tiene dificultades que requieren atención pues hay tres personas con discapacidad severa. En Monteloro hay cuatro menores de edad.

La construcción de la infraestructura en la zona veredal Llanogrande, tiene deficiencias en los equipos de comunicación, no hay señal de internet ni sistema de abastecimiento eléctrico y los dormitorios no son suficientes. Así mismo, el contrato de arrendamiento del lote para construir la sede de las Farc no se ha formalizado.

Cada minuto cuenta de cara a la instalación de los guerrilleros en las zonas de concentración,  el incumplimiento del Estado desde esta etapa inicial del proceso ha demostrado tener incidencias graves en el proceso de desmovilización. La espera desmoraliza, desmotiva. No se puede jugar ni con la seguridad ni con la esperanza de estas personas que anhelan regresar a la vida civil: la reintegración no comenzará en los cascos urbanos y las ciudades sino que empieza ya, en las veredas, desde el mismo proceso de pre-agrupamiento.

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO