Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Alfamir Castillo afirma que Gobierno no la ha contactado después de su atentado

Tras las amenazas, recibió cientos de mensajes de apoyo. Asegura que las acciones, hasta el momento, han quedado en simples llamados por redes sociales.

324738_Foto: Twitter @ONUHumanRights
Foto: Twitter @ONUHumanRights

En diálogo con BLU Radio, Alfamir Castillo, madre del joven Darbey Mosquera, quien fue asesinado en el año 2008 y quien es una de las víctimas de ejecuciones extrajudiciales, o falsos positivos, señaló que luego de los tres disparos que propinaron cuando se dirigía en una camioneta el pasado viernes por el Valle del Cauca, no ha recibido ninguna atención por parte del Gobierno pese a los llamados.

Incluso, de organizaciones internacionales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, quien extendió la petición de la JEP para proteger la vida de la mujer.

“Todavía sigue el miedo. Me preguntan si tengo miedo y claro que tengo miedo. Todavía estoy en shock, todavía estoy tratando de asimilar un poco todo lo que ha pasado”, indicó Almafir.

“Hasta el momento no he hablado con ningún funcionario del Gobierno, no se han manifestado, incluso, teniendo medidas cautelares de la Corte Interamericana, no he hablado con ningún ente gubernamental hasta el momento”, agregó la mujer con un tono de precaución tras los ataques posteriores a las graves amenazas de muerte.

 

Publicidad

Señaló que, aunque a través de las redes sociales las manifestaciones de apoyo han sido masivas desde altos funcionarios del Gobierno como de las mismas instituciones, entre ellas la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez y el alto consejero presidencial de Derechos Humanos, Francisco Barbosa, el apoyo, al menos hasta este momento, ha quedado ahí, en las cuentas de Twitter y en cortos textos de solidaridad.

Lea también: Denuncian amenazas contra 110 personeros en el país 

“No ha pasado absolutamente nada. Yo no me he sentado, no he hablado con nadie del Gobierno, simplemente, todas las organizaciones internacionales y los entes nacionales que se han manifestado con respecto a este tema. No me he reunido con la Unidad Nacional de Protección”, indicó la madre víctima de falsos positivos.

Entre tanto, luego de que José Miguel Vivanco, director de Human Rights Watch, hablara en BLU Radio sobre dos militares que tendrían injerencia junto al general Mario Montoya, a quien se adelanta un proceso en la Jurisdicción Especial para la Paz por presuntamente ser una de las cabezas mayores en los casos de ejecuciones extrajudidiales, Alfamir reaccionó.

 

Publicidad

Aseguró que los dos militares mencionados por Vivanco (Emiro José Barrios, actual agregado militar en Chile, y Jorge Enrique Navarrete, recién designado jefe del Estado Mayor del Ejército), logró rescatar al primero, indicando que podría, efectivamente haber relación.

Le puede interesar: En 2018 hubo 41.755 homicidios en Colombia: 3,4% más que en 2017 

“Lo que sé es que el agregado en Chile está conectado al caso de mi hijo, eso es lo que sé, lo otro lo guardo por seguridad, hoy lo callo por seguridad”, indicó agregando que espera cómo continuará el caso del general Mario Montoya y que ella, junto a otras madres, se encuentran a la espera de nuevas declaraciones ante la JEP, a la cual, también reiteró el llamado para que se pongan al frente de la situación actual y puedan ser tenidas en cuenta con mayor fuerza.

“Yo, Alfamir Castillo Bermúdez, hago un llamado al Gobierno colombiano para que se haga justicia en esto que estamos sufriendo las madres, que es la pérdida de nuestros hijos, los que perdieron los esposos, tíos, primos, todos los que perdimos a nuestros familiares en esta modalidad, por favor hagamos justicia”, dijo la mujer.

Publicidad

“Y a la JEP, nosotros también necesitamos ser protegidos porque nos están asesinando. Hay que reflexionar y mirar lo que pasó el viernes que casi pierdo la vida por visibilizar el asesinato de mi hijo el 8 de febrero de 2008”, agregó.

Dice que, tal cual como se le han hecho llamados últimamente a la Fiscalía para que se apersone del caso particular del atentado, no puede señalar o acusar a quienes serían los responsables del hecho, pero sí da indicios de que no está de más la injerencia de militares.

Entérese de: Asesinato de líderes sociales rompe a comunidades y escala el terror: Alfredo Molano 

“Las amenazas han sido muy claras y con respecto a decir cuáles son los indicios, es un trabajo que debe hacer la Fiscalía, no podría decir de X o Y personas, pues eso lo debe hacer esa entidad y pues las amenazas son muy claras”, afirma.

“Las amenazas lo dicen claramente, se pensaría que vendrían de parte del Ejército colombiano, lo tendría que verificar la Fiscalía. No hay indicios más que lo que se ha mostrado”, indicó.

Alfamir, hoy día, es presidenta de la Asociacíón Comité Mujeres corteras de Caña, fundada en 2008, y hace parte del Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado desde donde se han visibilizado los casos de falsos positivos no solamente en el departamento del Valle del Cauca, sino en diferentes territorios del país.

Publicidad

Señaló que desconoce de otro tipo de amenazas a madres que, como ella, hayan sido víctimas de intimidaciones o amenazas en días recientes.

Puso en la mesa la preocupación de que en 14 días que lleva el 2019, son ya nueve las víctimas fatales en el ejercicio de defensa de derechos humanos.

“El Gobierno colombiano debe tomar acciones y la JEP debe hacer un proceso o algo para que nosotros como víctimas también seamos protegidos ante las personas”, dijo.

“Los militares están saliendo. Eran siete los condenados y ya han salido. ¿Dónde quedamos nosotros como víctimas? ¿Escondiéndonos? ¿Qué hacer? ¿Cuáles son las acciones que la JEP nos brinda a nosotros?”, añadió la mujer.

A su vez, se refirió de forma profunda a la reparación que no sabe ni cómo interpretarla, pero que orienta a que debe ser la verdad la que ayude a canalizar el dolor no solo de ella como madre, sino de tantas mujeres que perdieron a sus hijos en medio del oscuro episodio de la historia reciente en Colombia.

“Han pasado diez años y se me corta la voz de decirlo: hasta el momento no hemos encontrado reparación. Yo me siento reparada con que se visibilice todo el tema de lo que pasó con mi hijo. No tenemos respuesta de justicia, del Estado colombiano. Es duro para nosotros y sobre todo para mí como madre decirlo y es duro no encontrar respuesta, al menos de justicia, queremos que la justicia se haga”, indicó.

Publicidad

La mujer, en medio de una nube de dudas, busca respuestas. Trata de encontrar salida a tantos interrogantes que quedaron desde el momento en que su hijo salió de casa en búsqueda de mejores oportunidades disfrazadas en falsas promesas que al final resultaron en un túnel fatal sin salida.

“Pienso que la justicia que nosotras pedimos, hablo por Alfamir y pienso que muchas víctimas estarán de acuerdo conmigo, es que salga a la luz la verdad. ¿Por qué se hizo esta modalidad a la cual le llaman ‘falsos positivos’? Eso se lo inventó el gobierno colombiano, el Ejército Nacional, todos estos entes, que nos digan a nosotros la verdad, pero por boca de ellos. ¿Por qué se hizo? ¿Para qué se hizo? ¿Cuál fue el propósito?”

 

 

 

Publicidad

 

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO