Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
No activar
Activar

Publicidad

No baje la guardia con el racionamiento de agua: cuatro consejos para bajar el consumo

Además, es de gran importancia revisar la grifería que hay en la casa y, por supuesto, identificar si hay fugas para arreglarlas.

Racionamiento de agua en Bogotá este 2 de mayo de 2024
Racionamiento de agua en 2024
Foto: referencia, Lexicar.art

Aunque, poco a poco, las lluvias han llegado a diferente regiones del país, la afectación de la sequía y el fenómeno de El Niño en los embalses es evidente. De hecho, desde la Alcaldía de Bogotá no descartan que el racionamiento de agua se pueda extender hasta el 2025, pues el próximo año el clima podría ser más severo

Consejos para ahorrar agua:

Gricol, líder en soluciones de grifería, brinda algunos tips de cómo reciclar y reutilizar el agua en casa:

  1. Utilizar platos hondos bajo las macetas: aunque común en algunos hogares, colocar platos hondos debajo de las macetas es una manera efectiva de retener la humedad de las plantas. En tiempos de sequía, esto no solo conserva el agua, sino que también recicla, ya que el agua drenada de la maceta puede usarse para regar otras plantas.
  2. Reaprovechar el agua de la lavadora: una lavadora puede consumir entre 45 y 100 litros de agua potable en cada ciclo. En lugar de permitir que el agua de desecho vaya directamente al desagüe, puedes dirigirla hacia un recipiente de almacenamiento. Esta agua luego puede usarse para limpiar pisos, balcones, baños, cocinas e incluso el patio, así como para limpiar las ventanas de la casa.
  3. Cerrar los grifos mientras no se utilizan: cerrar los grifos mientras te enjabonas, te lavas los dientes o las manos es esencial para evitar el desperdicio de agua en casa. Este simple gesto puede generar un ahorro significativo a largo plazo, fomentando hábitos más responsables y sostenibles.
  4. Aprovechar el agua de la ducha: recolectar el agua de la ducha mientras esperas que se caliente es una práctica sencilla pero impactante para conservar agua en casa. Al colocar un recipiente, como un balde, para recoger este agua que normalmente se desperdicia, puedes utilizarla luego para regar plantas o para el consumo de mascotas, reduciendo así el desperdicio y promoviendo un uso más eficiente del agua.
  • Publicidad