Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Zenit, con Barrios, cedió en casa ante el Betis en la Europa League

El colombiano Wilmar Barrios jugó todo el partido y recibió tarjeta amarilla finalizando el encuentro, en el 90+2.

betis zenit foto afp.jpg
Zenit vs. Betis
Foto: AFP

El Betis se impuso por 2-3 al Zenit en San Petersburgo y toma ventaja para el partido de vuelta que dentro de una semana se disputará en el estadio Benito Villamarín, de donde saldrá el equipo que estará en los octavos de final de la Liga Europa después de que en este de ida se viera una primera parte loca en la que se lograron los cinco goles.

En ese período, los españoles se pusieron con un 0-2 muy pronto, antes de la media hora el equipo ruso empató a dos y a cuatro minutos del descanso otra vez el Betis tomó ventaja, para pasar a una segunda fase en la que ya se vio poco pese a que el Zenit fue el que mas buscó, al menos, empatar para afrontar con mas garantías el choque de Sevilla.

Retomaron competición europea dos equipos que se presentaron en el Gazpron Arena con diferentes talantes, el del visitante, en plena ebullición en los torneos españoles, en los que anda muy firme tanto en LaLiga como en la Copa del Rey, y el del local, que llevaba dos meses sin disputar un partido oficial, desde que se midiera el pasado 12 de diciembre al Dinamo de Moscú.

Los béticos, que accedieron a esta eliminatoria tras quedar segundos en la fase de grupos, y el Zenit, que lo hizo rebotado tras ser terceros en del suyo en la Liga de Campeones, no le pudieron poner excusas al habitual frío de San Petersburgo en estas épocas de año ni al estado por ello del terreno, ya que el estadio ruso es una moderna instalación cubierta y climatizada.

Publicidad

El entrenador de los verdiblancos, el chileno Manuel Pellegrini, dejó en Sevilla a dos de sus figuras, el francés Nabil Fekir, quien debía cumplir el tercer y último partido de sanción por su expulsión en la fase de grupos, y Sergio Canales, que había dado positivo en COVID el pasado 8 de febrero.

El técnico ruso, Sergei Semak, también se podía quejar de algunas bajas significativas, como su meta titular, Stanislav Kritsyuk, y el central croata Dejan Lovren, ambos lesionados, aunque lo que mas se notó en el arranque fue la falta de competición pese a que venían de desarrollar en el Algarve portugués una concentración y también de disputar varios amistosos internacionales.

Publicidad


El equipo sevillano, fiel a su estilo, quiso tener el balón, presionar la rival para tenerlo atenazado y ya a los ocho minutos se adelantó en el marcador tras una falta lateral que botó el capitán Joaquín Sánchez, quien volvía después tras mucho tiempo a la titularidad, y remate preciso del cabeza del argentino Guido Rodríguez.

El 0-1 no cambió nada, los locales no supieron tomarle el aire al partido frente a un rival que no especuló y que a los diez minutos del primero logró el segundo, éste tras una recuperación en el centro del campo y un rápido avance del delantero brasileño Willian José que culminó con un remate por bajo y ajustado a un poste.

Ese segundo gol de los visitantes sí hizo recomponerse a la formación rusa y a los veintitrés minutos llegó por primera vez con peligro a la meta que defendió el portugués Rui Silva, preludió del primer tanto local, obra de Artem Dzyuba, un delantero gigante que se aprovechó de su poderío por arriba.

Tres minutos después, al borde de la media hora de juego, llegó el cuarto del partido y el segundo del Zenit, en esta ocasión del delantero brasileño Malcon, un ex de Barcelona que definió bien una bonita jugada trenzada de los suyos.

Publicidad

Se vio entonces un nuevo partido de aproximadamente un cuarto de hora hasta el descanso, ahora con dos equipos al ataque, con menos precauciones en defensa y en el que Dzyuba estuvo cerca, otra vez de cabeza, de poner el tercero para el Zenit, aunque el que si acertó fue el mexicano Andrés Guardado tras un gran fallo del portero Mikhail Kerhakov a la hora de cederle un balón a un compañero.

En la segunda parte estuvo más parada, con el Betis ya sin tanta profundidad, pero con la intención de poner tierra de por medio en alguna contra, y con un Zenit que sí estuvo con mas asiduidad en las inmediaciones del área visitante, lo que le pudo dar el empate a tres a los 66 minutos, pero el fuerte remate de Daler Kuzyaev acabó con el balón repelido por el larguero.

Publicidad

El técnico ruso sacó a dos delanteros, el brasileño Yuri Alberto e Iván Sergeyev, dos debutantes contratados en este invierno, para buscar ese tanto que dejara la eliminatoria mas abierta para la vuelta, aunque los de Pellegrini, pese a alguna acción que les pudo asustar, controló bien la renta.

Le puede interesar: Escuche el podcast de 'Tarsicio'... ¡Se está poniendo viejo!

  • Publicidad