Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
No activar
Activar

Publicidad

Exitoso trader reveló sus cuatro indicadores de éxito en bolsa: ganó 8 millones de USD en dos años

Kellog empezó a invertir en bolsa en 2017 y, tras cinco años de experiencia en el mercado, ha compartido los cuatro pilares que le han permitido generar sus millonarias ganancias.

Trading
Kellogg utiliza el acrónimo KISS (keep it simple stupid) como su filosofía principal.
Foto: Getty Images - referencia

Jack Kellogg es un joven y exitoso operador de bolsa, también llamado trader, que en solo dos años ganó poco más de ocho millones de dólares en ganancias, por lo que su nombre y sus estrategias dieron un salto al mundo del day trading.

Kellog empezó a invertir en bolsa en 2017 y, tras cinco años de experiencia en el mercado, ha compartido los cuatro pilares que le han permitido generar sus millonarias ganancias. Según un artículo publicado en Business Insider, el operador ha pasado por diferentes condiciones de mercado, como el desplome bursátil de 2020, los repuntes alcistas de 2021 y el mercado bajista de 2022. A lo largo de su trayectoria, ha aprendido a simplificar y ser flexible en sus operaciones.

Kellogg utiliza el acrónimo KISS (keep it simple stupid) como su filosofía principal. Según sus declaraciones, no considera que sean necesarios indicadores sofisticados para ganar dinero.

"Hay un acrónimo: KISS (keep it simple stupid). No creo que la gente necesite indicadores súper sofisticados para ganar dinero. Yo sólo uso líneas de tendencia básicas, soporte, resistencia, volumen, y esos son todos mis indicadores (...) Creo que, si complicas demasiado los indicadores, en realidad desbaratará tu operativa porque entonces estarás operando más en función de los indicadores que de la acción real del precio", explicó Kellog.

Publicidad

En ese sentido, el primero de los cuatro indicadores principales dados a conocer por Kellog corresponde al precio medio ponderado por volumen (VWAP), que determina el precio medio pagado por las acciones en todas las operaciones ajustado por volumen. También se utiliza para determinar el momento de cubrir una posición y bloquear beneficios.

“Si el objetivo es comprar barato y vender caro, no hay que pagar más de lo que pagó el comprador medio. Por lo tanto, Kellogg no entrará en una posición si el precio está por encima de la línea VWAP. Lo contrario es cierto si está vendiendo un valor en corto: si el precio está por debajo del VWAP, generalmente no venderá el valor en corto”, especifica el medio especializado.

Publicidad

El siguiente indicador es la regresión lineal, que muestra la dirección a la que tiende el precio y cuándo puede cambiar de dirección. Son tres líneas que se superponen a las velas. Las líneas inferior y superior son los rangos de los movimientos del precio o volatilidad, mientras que la línea central indica la media entre ambas. La acción del precio por encima de la línea superior indica un valor sobrecomprado, y por debajo de la línea inferior, un valor sobrevendido.

El segundo indicador es la regresión lineal, que muestra la dirección y posibles cambios en el precio de una acción. "Cuanto mejor respete un valor las líneas del canal creado, más predecible creo que será", agregó Kellogg.

Trading
Trading
Foto: Getty Images - referencia

El tercer indicador es el volumen, que proporciona información sobre la actividad de negociación de una acción. Un gran volumen puede indicar que muchas personas están en el lado equivocado del mercado, lo que puede llevar a cambios de dirección en el precio.

"Cuando veo un gran volumen, sé que potencialmente mucha gente está en el lado equivocado. Así que, si se produce un pico de volumen cerca del máximo del día, es posible que mucha gente esté comprando el valor y mucha gente lo esté persiguiendo", complementó Kellogg.

Publicidad

El artículo finaliza hablando sobre las líneas de soporte y resistencia, que indican los niveles en los que el precio tiende a mantenerse o venderse. Estos niveles pueden cambiar a lo largo del día, y el operador busca aumentos de volumen en esas zonas para determinar su fortaleza.

"Nunca baso toda mi decisión en un indicador. Así que, si un indicador no está de acuerdo con la tesis de la operación, entonces simplemente corto mis pérdidas", concluyó Kellog.

Publicidad

  • Publicidad