Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
No activar
Activar

Publicidad

La principal preocupación es el deterioro del crecimiento: Moody’s sobre marco fiscal

El analista principal para Moody’s Colombia habló de la presentación del marco fiscal de mediano plazo. Se refirió ajuste del gasto, el déficit fiscal y las expectativas para el crecimiento económico. Además, se discutió sobre la postura de las calificadoras de riesgo y la preocupación por el espacio fiscal limitado.

Los créditos de libre inversión ofrecen la flexibilidad necesaria para cumplir diversos objetivos personales o empresariales.
Los créditos de libre inversión ofrecen la flexibilidad necesaria para cumplir diversos objetivos personales o empresariales.
Foto: Blu Radio, referencia

En diálogo con Mañanas Blu con Camila Zuluaga, el vicepresidente senior y analista principal de Moody’s para Colombia, Renzo Merino, compartió su visión sobre la presentación del marco fiscal de mediano plazo realizada por el Ministerio de Hacienda la semana pasada; destacó dos temas principales en relación a este tema en específico.

Por un lado, resaltó que el ajuste del gasto propuesto es positivo, ya que permitirá acomodar la falta de recaudación y afectará, positivamente, el balance fiscal en 2024. Además, consideró que las expectativas para 2025 reflejan la realidad económica del país, que sigue en proceso de recuperación.

Sin embargo, también expresó preocupación por el alto déficit fiscal que se mantendrá en los próximos años y el posible deterioro en las métricas de deuda en 2024 y 2025. Esto, sumado al deterioro del crecimiento y a algunas métricas financieras como el tipo de cambio, podría poner más presión en las cuentas fiscales.

“Bueno es que vemos que se va a realizar un ajuste por el lado del gasto para acomodar lo que no se va a poder recaudar y que va a afectar el balance fiscal en el 2025 y también creemos que se han ajustado a las expectativas para el 2025, que bueno, muestran las realidades económicas del país; todavía una economía que se está recuperando y que eso va a afectar el crecimiento no solo económico, sino también de los ingresos del Gobierno. Por otro lado, lo que sí hemos notado es que el déficit fiscal se va a mantener relativamente alto tanto este año como el próximo y que el ajuste vendría después. Esto, probablemente, conlleve a que para Colombia pueda haber algo de deterioro en sus métricas de deuda en el 2024-2025 y quedaría por ver qué ocurre después. (…) Nuestra principal preocupación es el deterioro del crecimiento y ahora también en cuanto a algunas métricas financieras, como el tipo de cambio, que van a poner más presión a las cuentas fiscales”, indicó.

Publicidad

En cuanto a la discusión sobre si 20 millones es suficiente, Merino señaló que existen diferentes cifras mencionadas por varios centros de investigación y entidades. Consideró que, además de ese dinero anunciado, es probable que haya más ajustes. Su expectativa es que los ajustes se realicen en la segunda mitad del año para asegurar el cumplimiento de las metas de déficit establecidas.

Así, Merino indicó que las cuentas fiscales se están administrando al límite del borde para cumplir con la regla fiscal. Si existe un choque negativo, esto podría complicar aún más la situación fiscal de Colombia. Además, comentó que el espacio fiscal del Gobierno es limitado, lo que dificulta enfrentar otros retos y prioridades de gasto social o inversión.

Publicidad

  • Publicidad