Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

J Balvin terminó con el cuello lastimado por las lujosas cadenas que lució en el Met Gala

El artista de género urbano, J Balvin, hizo parte de este extravagante evento que se realizó en Nueva York.

J Balvin
J Balvin
Foto: Instagram (@jbalvin)

Cuatrocientos actores, músicos, modelos, deportistas y estrellas de las redes sociales, con atuendos cada uno más extravagante que el anterior, acudieron el lunes por la noche a la gala del Museo Metropolitano de Arte (Met) de Nueva York, tras dos años y medio de ausencia por la pandemia.

Casi nadie llevaba máscara, pero para pavonearse por la alfombra de color crema en uno de los eventos más populares del mundo había que estar vacunado o haber dado negativo al covid-19.

Además de eso, para poder ingresar, cada asistente tuvo que pagar una suma de 35.000 dolares por la entrada, lo que serían más de 130 millones de pesos colombianos.

Uno de los atuendos que llamó la atención, fue el del cantante paisa, J Balvin, que lucio un traje de la marca Moschino. Aparte de ser muy colorido, también resaltaban las flores pintadas que el cantante suele usar.

Además del atuendo, el colombiano también portaba una máscara similar con la que parecía un ninja, y una combinación de collares que llevaba en su cuello y que estarían valorados en miles de millones de pesos.

Publicidad

Sin embargo, no todo fue perfecto, al finalizar el Met Gala y ya en su casa, el artista mostró las secuelas que le quedaron en el cuello por lucir este tipo de cadenas.

“Eso se pone una vez al año y se cierra capítulo”, afirmó el artista en sus historias de Instagram.

La gala del Met es un acto benéfico anual para el Costume Institute, una rama del museo consagrada a la moda, que tiene su propio presupuesto y es financieramente independiente del propio Met.

Creada en 1948, la gala fue durante mucho tiempo un acontecimiento reservado a la alta y adinerada sociedad neoyorquina, principal fuente de patrocinio del Met.

Se fue abriendo poco a poco a partir de los años 1970, antes de transformarse tras la llegada de la gran sacerdotisa de la moda y editora jefe de Vogue, Anna Wintour, en 1995.

Publicidad

Ella impulsó la gala a la galaxia de los eventos "populares", adaptados a la era de las redes sociales y la democratización de la moda, hasta el punto que a veces se la compara con la ceremonia de los Óscar de Los Ángeles.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.