Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

En planta de Volkswagen en Xinjiang, China, auditoría no detectó pruebas de trabajo forzados

El anuncio lo realizó el fabricante de automóviles este miércoles 05 de diciembre, luego de la aplicación de la auditoría. Los resultados arrojaron que no existen pruebas de que se impongan trabajos forzados a los trabajadores.

Trabajadores
Foto: AFP / Referencia

Una auditoría encargada por Volkswagen no encontró ninguna prueba de que el grupo alemán recurriera a trabajos forzados en su fábrica de la provincia china de Xinjiang, anunció el fabricante de automóviles este miércoles.

"No hallamos ningún indicio o prueba de trabajos forzados entre los empleados", afirmó Markus Löning, que dirige la empresa de auditoría Löning, en los resultados del examen pericial, publicados en línea en la página web del grupo.

El segundo fabricante de automóviles mundial anunció en junio que estaba llevando a cabo una "auditoría independiente y transparente" en su planta situada en Urumqi, en la provincia de Xinjiang, en China, en la que organizaciones de defensa de los derechos humanos denunciaron sospechas de trabajos forzados y maltratos a la minoría uigur.

La empresa de auditoría afirmó que revisó los contratos y los sueldos de los 197 empleadosde la empresa que Volkswagen fundó con el fabricante chino SAIC y que inspeccionó "libremente" la fábrica, donde realizó 40 entrevistas.

Publicidad

Según Löning, los sueldos están "por encima de la media".

Las autoridades chinas imponen desde hace más de una década en Xinjiang, en el noroeste del país, fuertes medidas de seguridad, alegando querer prevenir actos terroristas tras una serie de atentados que el gobierno achaca a algunos uigures.

Publicidad

Chinaes sospechosa de haber internado en "campos de reeducación" a al menos un millón de personas, sobre todo musulmanas, según varias organizaciones. Pekín lo niega.

Muchas de las fábricas situadas en esta región suministran bienes a empresas multinacionales, señalan desde hace tiempo activistas por los derechos humanos.

"No pudimos identificar medidas de seguridad particulares", señaló Löning, aunque matizó que "la situación en China y en Xinjiang, y las dificultades relacionadas con la recogida de datos durante las auditorías son de sobra conocidas".

Según un informe encargado por el grupo socialista en el parlamento Europeo y publicado este miércoles, el trabajo forzado de los uigures continúa, también en empresas chinas proveedoras de compañías europeas.

Publicidad

Alrededor de 39 marcas de ropa presentan un "riesgo alto" de abastecerse a través de fábricas donde se somete a los uigures a trabajos forzados, según el estudio.

Le puede interesar:

Publicidad

  • Publicidad