Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

“Estoy asustada, voy a subir a la lancha; aviso al llegar a Nicaragua”: joven desaparecida a su mamá

Esta fue la última vez que Libia Pieruzzini habló con su hija, una venezolana de 27 años que llegó a San Andrés junto con su hija de 7 años, su esposo y primo, para salir hacia Estados Unidos con una red de tráfico de migrantes.

Desaparecidos.jpg
Desaparecidos
Foto: suministrada

El pasado 18 de octubre, 42 personas; de las cuales 35 son venezolanos, y dos chinos, llegaron a San Andrés, pagaron entre 1,200 y 5.000 dólares cada uno, a unared de migrantes para que en lancha los llevaran en una travesía desde san Andrés hasta Nicaragua, después a Guatemala, luego México y finalmente Estados Unidos, para cumplir el sueño americano.

Libia Pieruzzini, mamá de Leomarly Morón Pieruzzini, habló con Blu Radio y contó que su hija de 27 años está embarazada y viajó con su esposo, su hija de 7 años y un primo, y que ellos llegaron a san Andrés el 18 de octubre pero según le contaron a Libia, Los tuvieron tres días entre la selva y una pensión donde los tenían hospedados, porque estaba la guardia costera rondando por la zona  y no podían zarpar. La madre de la joven contó que durante esos tres días su hija le manifestó que estaba muy asustada, que los tenían en unas condiciones precarias y que la niña de 7 años había tenido una crisis nerviosa.

El 21 de octubre, según cuenta Libia, su hija la llamó a las 7:36 de la noche para despedirse. “Mamá estoy muy asustada, pero ya vamos a subirnos a la lancha, te llamo cuando llegue a Nicaragua”, le dijo. Ya han pasado 44 días desde esa última llamada y ella no ha vuelto a saber nada de su hija, su nieta, yerno y sobrino. Toda la embarcación está desaparecida. 

A San Andrés llegó Blu Radio con una comisión de la procuraduría, para conocer de primera mano, los testimonios de los familiares de esas personas, quienes los buscan desesperados. Entre los 42 desaparecidos hay un bebé de tan solo 3 meses de nacido, mujeres embarazadas y niños. 

Publicidad

De acuerdo con los familiares de los desaparecidos, esta red de tráfico de migrantes es tan grande y poderosa que delinque en todo el país. De hecho, la fiscalía ya tiene identificado al cabecilla, un hombre que vive en La Guajira, pero cuyos tentáculos están por todo Colombia. Este medio conoció que a través de agencias de viajes que prometen supuestos paquetes de lujo o paquetes VIP, estafan a los migrantes quitándoles una millonada para luego someterlos a condiciones inhumanas con la promesa de llevarlos a Estados Unidos, diciéndoles que esta ruta es más segura que la del Tapón del Darién. Son pocos los que cuentan con la suerte de llegar a suelo norteamericano. 

Los coyotes reciben a los migrantes en el aeropuerto de San Andrés, los hospedan en pensiones mientras la guardia costera se aleja de la zona desde donde van a salir las lanchas, y una vez listos para salir, emprenden la huida en embarcaciones rústicas y en condiciones deplorables. Los coyotes montan a 42 personas en lanchas que solo tienen capacidad máxima para 30, por eso los accidentes, naufragios y demás riesgos a los que se someten quienes deciden emprender el viaje. 

Publicidad

Está red de migrantes está permeada por miembros de las la Armada Nacional y Migración Colombia, esto quedó evidenciado tras un mega operativo de la Armada, la Fiscalía y Migración Colombia en el que fueron capturadas 24 personas, entre los que  hay 5 integrantes de la Armada que al parecer le suministraban información a esta organización criminal sobre las operaciones de la institución para que llevaran a cabo los viajes sin obstáculos. 

A todo esto se suma la advertencia que hacen desde la oficina de control, circulación y residencia, OCCRE. De acuerdo con Sara Arboleda, asesora jurídica de la entidad, a San Andrés están llegando ciudadanos ecuatorianos que intentan ingresar a San Andrés con cédulas colombianas falsas para llegar a EE. UU. de manera ilegal. 

Los familiares de los jóvenes que iban en la última  lancha que desapareció con el sueño de llegar a Estados Unidos, dicen que su hipótesis es que no se trató de un naufragio sino que de un secuestro, y que están siendo extorsionados para poder volver a ver a sus seres queridos. 

Yolmedi Gómez es la cuñada de una joven de 32 años quien viajó con su bebé de 3 meses de nacido y otro hijito de 13 años, ella cuenta que meses antes su hermano, el papá de estos niños, hizo la travesía por el Tapón del Darién, y que fue tan traumática e inhumana la experiencia por esa ruta, que decidió enviar a su familia por la vía marítima desde San Andrés para garantizar su seguridad, pero llevan desaparecidos más de 40 días. 

Publicidad

Los familiares de estas 42 personas encontraron a un ángel de la guarda, se llama Gustavo Azocar, un abogado que sin ninguna pretensión y sin cobrarles un peso, decidió asesorarlos jurídicamente, y ha sido quien ha puesto a estos venezolanos en contacto con las autoridades colombianas y logró llevarlos desde Venezuela hasta Bogotá y luego, con acompañamiento de la Procuraduría a la isla de San Andrés para buscar respuestas sobre el paradero de sus familiares. 

Lo más curioso de todo es que los celulares de algunos de ellos siguen marcando ubicación en San Andrés, como si nunca hubieran salido de la isla, aunque apareció una foto de los pasaportes de varios de ellos que supuestamente fue tomada en Costa Rica. Lo cierto es que todas estas hipótesis están siendo investigadas, las personas capturadas y las autoridades dicen que se trata de un naufragio, pero los familiares insisten en que es un secuestro pues no se han encontrado vestigios de la embarcación o de sus pertenencias y que desde entonces los llaman para extorsionarlos. 

Publicidad

Los familiares de los migrantes extraviados también denuncian que existen perfiles en Tik Tok a través de los cuales están vendiendo estos “paquetes VIP” para viajar desde San Andrés hasta Estados Unidos, una de las familias desaparecidas compró el paquete que ofrecían desde esta página. 

Está ruta de San Andrés es otra que se suma a la ya conocida ruta para llegar de manera ilegal a Estados Unidos que es el tapón del Darién donde Más de 500.000 migrantes cruzaron esa peligrosa selva, y de esas 500 mil personas,  320.465 son venezolanos, seguido de los ecuatorianos con 54.757 migrantes. Según las autoridades colombianas y panameñas, más de mil personas diariamente salen por el tapón del Darién buscando el sueño americano. Está nueva cifra récord deja atrás los 248.000 de 2022 y los 133.000 de 2021.

  • Publicidad