Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Es el momento de entender cuál es el uso de los útiles escolares, qué es necesario y qué suntuoso

Es el momento de permitir modelos pedagógicos y herramientas didácticas que ayuden a que los padres de familia no se sientan ahogados por estos gastos.

Alberto Linero.jpeg
Alberto Linero
Foto: cortesía Alberto Linero

Pertenezco a esa generación que estudiaba con los libros de los primos mayores, y que dejaba sus libros para los hermanos menores. Era la época en la que casi todos estudiábamos con los mismos libros. Aun así, muchas veces escuché a mi papá quejarse de la lista de útiles que tenía que comprarnos a sus 6 hijos.

Ayer conversaba con uno de mis hermanos y me decía que estaba preocupado porque los útiles escolares habían subido en un promedio el 20%, de hecho, desde Fenalco se dice que hay cierta preocupación porque útiles importantes como los cuadernos han aumentado un 472%, las carpetas en 249%, y los colores, que son tan necesarios, un 104%. No es de extrañar, pues estamos en un momento de alta dinámica inflacionaria.

Mi hermano también se quejaba de algunos pedidos en las listas que le parecían extraños y hasta abusivos. Hay que decir que el Ministerio de Educación Nacional emitió la Resolución 20310 de 2022, en la que se establecen los útiles escolares que las instituciones de educación básica pueden solicitar y los que no, buscando poner coto a estas exigencias que a veces se salen de la sensatez.

Dentro de esas especificaciones está el hecho de que los colegios no pueden exigir marcas específicas de los útiles, ni tampoco pueden estar en contra de la concurrencia de los proveedores para que provean estos materiales. También es importante que los padres sepan que materiales para el uso de la institución, tales como papel higiénico, marcadores, medicamentos para el botiquín, jabones, entre otros, deben estar incluidos en el costo de la matrícula y no en las listas de los niños. Y al hablar de uniformes, los padres deben saber que solo se puede exigir uno para que sea de uso diario y el de educación física.

Publicidad

Creo que es el momento de entender cuál es el uso de los útiles escolares, qué es necesario y qué puede ser suntuoso. Es el momento de permitir modelos pedagógicos y herramientas didácticas que ayuden a que los padres de familia no se sientan ahogados por estos gastos.

  • Publicidad