Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Suscríbase y reciba las historias y los hechos que son noticia en Colombia y el mundo
Activar
No activar

Publicidad

Fotos: El día que Cali vivió una explosión similar a la de Beirut

La tragedia dejó un cráter de 50 metros de diámetro por ocho de profundo y dejó a miles de personas muertas.

373594_Foto: Agustín Otero Navarro / Archivo del Patrimonio Fotográfico y Fílmico del Valle del Cauca
Foto: Agustín Otero Navarro / Archivo del Patrimonio Fotográfico y Fílmico del Valle del Cauca

La explosión de Beirut, en el Líbano, consternó al mundo y erizó la piel de millones de personas que siguieron la tragedia a través de distintas plataformas.

El enorme hongo producto del estallido dejó a decenas de personas muertas, otras desaparecidas y miles más con heridas de gravedad.

Vea aquí: ¿Un misil provocó las explosiones en Beirut?

Pero, en el año de 1956 la ciudad de Santiago de Cali, en la capital del Valle del Cauca, vivió una tragedia similar que consternó al mundo entero.

El estallido de seis camiones cargados con 42 toneladas de dinamita hizo que la llamada ‘sucursal del cielose convirtiera en un verdadero infierno.

Publicidad

Todo ocurrió en la madrugada de un 7 de agosto cuando los vehículos, adscritos al Ejército, llegaron provenientes de Buenaventura y se estacionaron justo al frente de la estación del ferrocarril, sobre la calle 25.

Hacia al 1:00 de la mañana, y por razones que aún se desconocen, la carga explosiva se activó y arrasó con todo lo que había a su paso.

Convierta a BLU Radio en su fuente de noticias

Publicidad


Cuentan los caleños de la época, y que sobrevivieron al terrible estallido, que la ciudad se iluminó mientras un hongo de fuego abrazaba el cielo de la capital del Valle.

Muchos pensaron que se trataba del apocalipsis porque de lo más alto caían hierros retorcidos y fuego ardiente.

Las autoridades de la época precisan que ese día la explosión pudo sentirse, e incluso verse, desde las ciudades de Buga, Palmira, Santander de Quilichao y Jamundí.

Publicidad

Además, se contempla que este estallido fue 84 veces más poderoso que la bomba que se instaló en el edificio del DAS el 6 de diciembre de 1989 en la ciudad de Bogotá.

En medio de las cenizas, el sacerdote Alfonso Hurtado Galvis llegó a socorrer a las personas y se encontró con la escena de escombros humeantes, casas destrozadas y un sin número de personas llorando.

Publicidad

“Una gigantesca bola de fuego cubrió el cielo de Cali mientras todos estaban aturdidos en medio de las tinieblas”, dijo el religioso ya fallecido en una entrevista con el Diario El País de esta ciudad.

“Se sintió un temblor que movió los edificios y despertó los 400.000 habitantes que en ese tiempo tenía la ciudad”, añadió.

La tragedia dejó más de 3.000 muertos y dejó a 5.000 familias damnificadas, la onda expansiva dañó 36 manzanas y el cráter de la explosión era de 50 metros de diámetro por ocho de profundidad.

Publicidad

Según Francisco Andrade, uno de los primeros bomberos que llegó al sitio, se rumoraba que uno de los soldados que custodiaba la peligrosa carga se quedó dormido y accionó su fusil, aunque también dicen que se pudo generar el fuego gracias a la colilla de un cigarrillo.

Este 7 de agosto de 2020 se cumplen 64 años de aquella tragedia que los caleños no olvidan, mientras que sobre la calle 25, donde ocurrió la explosión, hay una enorme cruz que rinde homenaje a las víctimas.

Publicidad

Escuche la nota completa aquí:

 

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO