Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Se cumplen cuatro años del secuestro de la hermana sor Cecilia Narváez en África

Familiares de la religiosa aseguraron que todo se trató de “una venganza”, pero lo que más les preocupa es que no han vuelto a recibir pruebas de supervivencia.

sor cecilia narvaez secuestrada en mali africa.jpeg
Foto: Suministrada a BLU Radio

Este domingo, 7 de febrero, se cumplen cuatro años del secuestro de la religiosa colombiana sor Cecilia Narváez en África.

Desde Colombia, su hermano Edgar Narváez precisó que desde el 2018 no reciben una sola prueba de supervivencia y advirtió que todo parece indicar que el grupo yihadista plagió a la monja como un acto de venganza.

Según el familiar, este grupo terrorista la tomó como rehén porque sor Cecilia, quien pertenece a la comunidad franciscana, intentaba convertir al catolicismo a los residentes de Malí en el África y esto ofendió a esas personas.

“Ya son cuatro largos años y solo hemos recibido tres pruebas de supervivencia en donde veo a mi hermana demacrada, totalmente agotada”, dijo Edgar.

El hombre aseguró que lo más duro que han tenido que soportar, a parte de la ausencia de la religiosa, es la muerte de su progenitora.

Precisó que la señora no aguanto más y falleció sin poder volver a ver a su hija con quien mantenía una constante comunicación mientras estaba libre en los países donde ella estaba en su misión evangelizadora.

Publicidad

“No sabemos nada, temo que esté enferma y lo peor es que nadie nos dice nada”, insistió.

El secuestro de sor Cecilia no es económico porque nunca nos han solicitado dinero alguno y además no tendría como pagar si es que algún día hacen una exigencia en ese sentido, es un secuestro religioso
aseguró su hermano.

Señalo que muchas veces han sido ilusionados con la liberación de ella pero todo se ha frustrado pues considero que el sitio donde la tienen es muy distante y por eso no saben nada de nada de su estado de ánimo, de su salud y con quien puede estar.

Aclaro que el Gaula de la Policía Nacional mantiene una estrecha comunicación con la familia de sor Cecilia, pero insistió que ha faltado más presión diplomática e invitó a la comunidad a seguir orando por la liberación de la monja colombiana.

Mientras tanto, en la comunidad franciscana a la que pertenecen sor Cecilia, sus compañeras unidas en oración reiteraron su apoyo incondicional y pidieron del grupo que tiene en su poder a sor Cecilia Narváez, desde el 7 de febrero del 2017 la liberen sana y salva.

Publicidad

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias