Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

“Tengo claro que mi vida está en riesgo”: Juan Guaidó

Dijo que regresará al vecino país y correrá los riesgos necesarios para continuar en su lucha contra Maduro.

328580_BLU Radio. Juan Guaidó en BLU Radio - Foto: BLU Radio
BLU Radio. Juan Guaidó en BLU Radio - Foto: BLU Radio

En entrevista exclusiva con Néstor Morales, director de Mañanas BLU, el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, habló sobre lo que ha sido su papel en el más reciente intento de la oposición para enfrentar al régimen de Nicolás Maduro.
 
Guaidó, de 35 años de edad y quien se encuentra en Bogotá, dijo que está dispuesto a asumir el riesgo de ser capturado al regresar, este miércoles, a su país.
 
Néstor Morales: ¿Cómo le ha ido? ¿Cómo se ha sentido? Lleva varios días en Bogotá.

 

Juan Guaidó: “Decía mi abuela materna que mientras haya salud y ánimo hay muchas buenas oportunidades, así que hay muchas buenas oportunidades para Venezuela. Ha habido momentos muy duros, sobre todo lo que ocurrió en Santa Elena de Uairén el día sábado 23 y eso nos tiene de luto en nuestro país. Masacraron indígenas, nuestros aborígenes, algo que no tiene nombre cuando intentaban llevar comida y atención para su gente. A pesar de eso, sobreponernos porque el sacrificio de tanta gente en Venezuela no puede ser en vano”.

 

Néstor Morales: Déjeme antes preguntarle por un tema personal, ¿usted con quién está en Bogotá?

 

Publicidad

Juan Guaidó: “Con mi esposa, la bebé está en Caracas con su abuela”.

 

Néstor Morales: ¿Y por qué se arriesgó a dejarla allá?

 

Juan Guaidó: “Porque es su casa, es su hogar y nosotros, si estamos luchando por algo es porque todos puedan estar tranquilos en sus hogares”.

 

Publicidad

Néstor Morales: ¿No ha pensado que esto puede salirle mal, inclusive a usted?

 

Juan Guaidó: “Es que nos ha salido mal por mucho tiempo en Venezuela y si los que debemos de hacer lo correcto no damos el paso, como lo hizo Colombia, por ejemplo, respaldando la democracia y la Constitución, ganarían los malos. Lo que no puede permanecer en Venezuela es una dictadura que ha criminalizado la disidencia, que ha perseguido a sus ciudadanos, que mantiene una relación de terror con su gente. Mal no le puede salir a Venezuela”, puntualizó.

 

Néstor Morales: Pero mal sí puede salir. Qué tal que usted regrese a Venezuela y no lo dejen entrar o lo detengan.

 

Publicidad

Juan Guaidó: “Esa es una de las opciones que hemos evaluado y es un riesgo que estamos dispuestos a correr. Hoy el ejercicio de la política es un riesgo para cualquier venezolano”.

 

Vea además: Es el momento de actuar: Juan Guaidó 

 

Néstor Morales: Maduro dijo en una entrevista: este señor salió y no podía salir porque hay una decisión judicial en ese sentido.

 

Publicidad

Juan Guaidó: “Que yo sepa el Tribunal Supremo en el exilio no ha dictado ningún elemento y quien hoy usurpa funciones difícilmente podría hablar de un elemento jurídico”.

 

Néstor Morales: Fíjese que esta es una disputa alrededor de legitimidades. Maduro tiene a los jueces, al aparato policial, al Ejército. Lo podría detener a usted llegando a Caracas.

 

Juan Guaidó: “A él lo único que le queda es la fuerza. Está tan débil y deteriorado, un régimen del corte de Nicolás Maduro, que no cuenta con respaldo internacional, no cuenta ni siquiera con una estructura de las fuerzas armadas que lo obedecen porque hay más de 300 que ya están de lado de la Constitución. Así que el que tiene el problema es Maduro. Nosotros, claro que tenemos un riesgo, incluso de vida, pero eso no nos va a detener en trabajar por nuestra gente”.

 

Publicidad

Néstor Morales: ¿Usted está dispuesto a jugarse la vida?

 

Juan Guaidó: “Hace mucho tiempo tomamos esa decisión porque pusimos la vida al servicio de Venezuela. No es la primera vez, la diferencia esta vez es que tengo mayor capacidad de comunicarlo como en esta entrevista, pero llevamos años en eso”.

 

Néstor Morales: ¿Pero usted sabe que se está jugando realmente la vida?

 

Publicidad

Juan Guaidó: “No estamos jugando no solamente nuestra vida, sino la de la República. La existencia misma de la República porque ya somos un estado fallido y forajido a la vez(…) Esto es muy delicado para Venezuela”.

 

Néstor Morales: Usted se proclamó presidente hace poco más de un mes, ¿siente que esto está saliendo bien?

 

Juan Guaidó: “Vamos bien porque de manera inédita tenemos la oportunidad de sustituir una dictadura. La Constitución me habilita como presidente. Yo no me declaré presidente. La Constitución de Venezuela, en el artículo 233, ante la ausencia absoluta de un presidente electo, como no lo está Nicolás Maduro, me habilita para  ejercer las funciones para lograr una elección libre”.

 

Publicidad

Vea además: Es el momento de actuar: Juan Guaidó

 

Néstor Morales: ¿Cuáles son los siguientes pasos que usted tiene en mente?

 

Juan Guaidó: “La buena noticia es que nosotros tenemos muchas cartas, muchos pasos que dar. La otra buena noticia es que Maduro utilizó su única carta, que era masacrar, que es utilizar colectivos armados para contener algo que era incontenible. ¿Qué vamos a hacer? Tenemos un llamado a los empleados públicos, en los próximos días, para que se pongan del lado de la Constitución, como quieren estar. (…) Tenemos un llamado importante a movilizaciones”.

 

Publicidad

Néstor Morales: ¿Cómo es el llamado a los empleados públicos? ¿Eso qué quiere decir?

 

Juan Guaidó: “En los próximos días daremos detalles. Aprovecho esta entrevista para que quienes tengan contactos en Venezuela les digan que vamos a trabajar a favor del cese de usurpación. Ellos (empleados) van a tener un rol fundamental”.

 

Néstor Morales: ¿Usted lo que está esperando es que los empleados públicos se ‘volteen’?

 

Publicidad

Juan Guaidó: “Ya están volteados. Es solo que lo manifiesten. Será natural, les brindaremos algunos espacios de manifestación para que puedan manifestar su descontento”.

 

Néstor Morales: Y los colectivos…

 

Juan Guaidó: “Parcialmente, digamos”.

 

Publicidad

Néstor Morales: Pero usted oyó a Diosdado Cabello, que dijo hace un par de días que eran 180.000 y se han ido para Colombia 12. En realidad estamos hablando ya de más de 400.

 

Juan Guaidó: “¿Te imaginas la noticia en Colombia o en Estados Unidos? Desertaron 400 soldados porque no les pagaban, tenían miedo, desconocían al presidente. Imagínate la gravedad de esto. Esto es una tragedia para la moral de cualquier fuerza armada. Entonces, claro, utilizan recursos, pero la verdad es que el 80 % de las Fuerzas Armadas están en la misma situación de los 400 que cruzaron. Esa es la verdad, la única diferencia es que muchos tienen miedo, que 160 oficiales activos presos, que están siendo torturados, 27 sargentos de la Guardia que se manifestaron en Carcas, en Cotiza, que están siendo torturados. La única diferencia entre la persecución a civiles y militares en Venezuela, que existe todos los días, es el nivel de persecución y tortura que es tres veces mayor. Es que no existen los civiles, por eso mataron a Fernando Albán, por torturarlo de manera excesiva en los calabozos del Sebín, sino que a los militares les hacen el triple, incluso a través del aparato de miedo es que tratan de controlar de miedo. Imaginemos por un segundo, sin esas armas a Diosdado Cabello y a Nicolás Maduro Moros”.

 

Néstor Morales: ¿No es un contrasentido que usted me dice que Maduro es un presidente débil?

 

Publicidad

Juan Guaidó: “Un dictador”.

 

Néstor Morales: Un dictador débil, pero solo tiene la fuerza pública.
 

Juan Guaidó: “Claro, vamos a poner un ejemplo cotidiano, imagínate que tú tienes que retener a tu esposa por la fuerza. ¿Qué tan débil te hace esa relación? Eso es lo que pasa con Maduro hoy. Intenta retener algo por la fuerza que no es de él. Está tan débil, que lo que le queda es la fuerza. Por el otro lado nosotros apelamos a la confianza de nuestro pueblo, de la comunidad internacional, al cariño y al respeto. Un buen amigo me decía, cualquier cosa que se compre con dinero es barato.  El honor, la lealtad, el amor, eso no tiene precio. Y hoy, a Maduro solo le queda un poco de dinero, porque ya no estamos permitiendo que siga robando al pueblo de Venezuela. Algunas pequeñas deslealtades que están buscando cómo salvarse y negociar su estabilidad futura y algunas armas producto del miedo. Así que está tan débil, que solo le queda la fuerza”.  

 

Néstor Morales: Presidente Guaidó, ¿qué papel está jugando en este momento los colectivos, esos grupos de civiles que van por Venezuela armados?

Publicidad

 

Juan Guaidó: “Ellos tienen un plan llamado Zamora. Llevan años en una teoría de conflicto, que se llama a la última línea de defensa. No estoy especulando, le llaman el plan Zamora, cuando yo digo que les queda el último plan, es porque es su último plan de defensa cuando se vea sobrepasada la fuerza armada. El plan Zamora implica el ejercicio de presos, de colectivos que ellos han armado durante mucho tiempo, pero eso también es débil, porque para eso necesitan mucho dinero. Entonces fíjate la importancia de proteger los activos de Venezuela para no permitir que utilicen eso para comprar armas y financiar grupos armados que ataquen a la población. Entonces, eso es lo que queda. Claro que tienen un elemento fundamental, nosotros somos una oposición civil, pacífica, como lo hemos demostrado durante todos estos años y tendremos que nosotros aprender a resistir como lo hemos hecho durante años a este tipo de ataques”.

 

Néstor Morales: Ese primer experimento de resistencia fue tal vez el del fin de semana pasado en la frontera.

 

Juan Guaidó: “No, ojalá, nosotros tenemos años construyendo mayorías, protestando, ganando elecciones, no colaborando con el régimen, por lo cual lo llaman dictador en todo el mundo. Nosotros, lamentablemente, y ustedes lo saben los que nos escuchan y tú también, tenemos años de construcción de este proceso. Lo que pasó el sábado, bueno, fue la exacerbación de la locura, no tiene otra palabra. Es más, hay una más fuerte, pero más temprano. Así que nosotros por otro lado hemos resistido, no solo resistido, insistido, hemos construido mayoría”.

Publicidad

 

Néstor Morales: Pero cuando le digo la primera vez, es que es la primera vez que pasa ese choque con dos presidentes. Porque lo que está pasando en Venezuela es que es un país bicéfalo.

 

Juan Guaidó: “Lo que está pasando en Venezuela es que hay un presidente y un dictador que usurpa funciones. Es algo claro, es algo inédito. Sin duda habría que ver algunos casos similares en la historia, pero sin duda es una situación muy difícil y por eso celebro por cierto la determinación y la claridad que han tenido los gobiernos de la región, como el de Colombia, como el presidente Duque, para aclarar lo que pasa”.

 

Néstor Morales: Lo del concierto y lo de la ayuda humanitaria, especialmente del lado de la frontera de Cúcuta, que es lo que nos compete a nosotros, ¿en su concepto salió como esperaba?

Publicidad

 

Juan Guaidó: “Increíble, decenas de artistas internacionales, más de 375.000 participantes, millones de dólares recaudados para la ayuda humanitaria, la atención del mundo sobre lo que pasa en Venezuela, la disposición para alivianar esa crisis, la bondad de Colombia al acopiar toda esta ayuda, al prestar sus espacios para todos estos elementos voluntarios venezolanos, viniendo a un país hermano para buscar la ayuda humanitaria y cruzarla. La nota discordante la puso un dictador que bloquea caminos de libertad”.

 

Néstor Morales: Cuando ustedes diseñaron el tema de la ayuda humanitaria, intentando entrar, ustedes y nosotros en los medios de comunicación suponíamos que iba a pasar lo que pasó, y es que Maduro haciendo las barbaridades que hizo, amarrando esos contenedores, soldándolos al puente, utilizando a las milicias que tiene armadas no las dejó entrar, ¿lo sorprendió el desenlace de los hechos?

 

Juan Guaidó: “Los hombres de buena voluntad tienen planificación, buenos sentimientos y evidentemente esperamos que pudieran bloquear la ayuda. Lo que fue inaudito es la manera en que utilizaron esos colectivos armados. Lo que era inaudito es que parte de las fuerzas armadas hicieran de brazos caídos, pero también hicieron de brazos caídos en no detener a esos colectivos que ejercieron esta masacre. Entonces, hay cosas que corregir, pero lo que de nuevo no podemos dejar de hacer es lo correcto”.

Publicidad

 

Néstor Morales: Usted sorprendió en la cumbre del Grupo de Lima, que reunió aquí a cancilleres de América Latina, vino el vicepresidente de Estados Unidos con el planteamiento de la alternativa de la fuerza, de la intervención militar. ¿Por qué quiere, por qué llegó, o por qué está pensando usted en esa última opción? Que es la opción que uno pensaba que era la increíble, la menos probable en este momento.

 

Juan Guaidó: “Mire, varios elementos, uno, en Venezuela la única intervención que existe es la de los cubanos sobre la fuerza armada venezolana, que los utilizan además para generar inteligencia y contrainteligencia y generar ese aparato de tortura y miedo: es lo primero que debo decir, la única intervención posible que hay posible ahí, es esa que ya existe y es la de los cubanos”.

 

Néstor Morales: Pero usted planteó el uso de la fuerza…

Publicidad

 

Juan Guaidó: “La única tesis que hay de guerra es la de Maduro. Un dilema entre guerra y paz es un falso dilema. Nadie opta por la guerra. Lo que tampoco es real ni lógico es creer que la paz es dejar cambiando a colectivos armados o dejar participar al ELN en la extracción de oro de Venezuela y que con eso compran armas en Colombia. Eso no es paz tampoco. No es la paz de los cementerios, la que nadie dice anda si las cosas van más. La paz tampoco es la ausencia de conflicto: Aquí el dilema es entre democracia y dictadura, entre salvar vidas a través del ingreso de ayuda humanitaria o el asesinato por omisión que comete una especie de genocidio silencioso este régimen. Hoy están muriendo niños por falta de alimentos, por falta de medicinas”.

 

Néstor Morales: Todo eso lo entiendo, pero ustedes, Borges y ustedes, le plantearon al Grupo de Lima la intervención militar.

 

Juan Guaidó: “Es que no es intervención militar. Yo entiendo que es un término polémico. Todas las decisiones que va a tomar Venezuela las va a tomar Venezuela, su presidente encargado, su parlamento nacional, que son figuras legítimas, reconocidas por 60 países del mundo: Entonces, no hay posibilidad de tal cosa como una intervención. Es sencillamente la construcción de capacidades sociales, políticas, internacionales. Yo le he hablado muy claramente a las fuerzas armadas venezolanas y han respondido centenares de militares. No solo hacia Colombia y Cúcuta, sino también al interno de Venezuela. Todas las decisiones que tomemos con respecto a lo que suceda en Venezuela serán de manera legítima por el parlamento nacional, por el presidente encargado, por mi persona y por supuesto pensando en tres elementos: en el costo social para nuestra gente, que hoy lo está pagando y con mucha fuerza al vivir con seis dólares al mes. Es decir, no vive, sobrevive. Aquí el promedio de un venezolano es que ha perdido 10 kilos por falta de alimento. Por muerte, insisto, entonces ya es un costo social que estamos pagando. Tenemos que buscar la mejor ecuación, que no tenga costo social, que nos lleva a la estabilidad del país, que genere gobernabilidad y produzca una elección libre. Esos son los elementos que tenemos en la mesa para tomar decisiones responsables en torno a que cese la usurpación de una dictadura sádica que nos lleve a un proceso de transición”.

Publicidad

 

Néstor Morales: Me quedan dos temas muy corticos, que se los planteo así, pues sé que tiene que seguir con su agenda esta mañana. México, hablando ayer el presidente López Obrador de la detención de Jorge Ramos de Univisión, en Caracas, que fue un atropello absurdo, volvió a ofrecer territorio mexicano para una negociación. ¿Es posible que haya una negociación, que haya un diálogo oposición y Maduro?, ¿usted se ha imaginado eso bajo algunas condiciones?

 

Juan Guaidó: “Yo le agradezco a todos los presidentes, al presidente de Ecuador por lo que, creo, buena intención para solucionar el conflicto y la crisis venezolana. El simplemente hablar de eso es el reconocimiento de una profunda crisis que hay. Ya Maduro se burló de México una vez, cuando en 2017 en el diálogo en Dominicana, el canciller de México, el de Chile y algunos otros, se levantaron de la mesa por la burla. Lo reconoce así, por cierto, tanto el Vaticano como el canciller de México, está en las actas que tiene la Cancillería mexicana. Nosotros no nos vamos a prestar para ninguna burla con un pueblo que necesita comida y alimento. Cualquier país, funcionario, personal venezolano, incluso chavista, que esté dispuesto a colaborar con el cese de la usurpación, con el gobierno de transición y elecciones libres, está bienvenido, pero aquí no hay espacio para ningún elemento, sino que lleve a una elección realmente libre y en corto plazo”.

 

Néstor Morales: O sea, negociación, diálogo, cero.

Publicidad

 

Juan Guaidó: “Es que cuando se pone de esa madera, eso es muy clásico sobre todo se hace ver como intransigencia por parte de la oposición y no tiene que ver con eso. Hemos tenido tres procesos de diálogo, el más reciente en 2017, quien dirigió ese proceso fue Julio Borges, presidente del parlamento en 2017, hoy está exiliado, por cierto, aquí en Colombia. Su más cercano colaborador, Fernando Albán, llegando de un viaje con Julio desde Nueva York, en la ONU por cierto, donde ayer hubo consejo de seguridad, fue secuestrado y asesinado en el Sebín. Entonces, no hay voluntad real de diálogo. En todo caso hay una agenda que debemos construir, que lleve a una elección libre. Entonces, cualquier mecanismo que nos lleve a una elección libre, será bien valorado por la oposición venezolana”.

 

Néstor Morales: La última pregunta, presidente Guaidó, que quiero hacerle es sobre Colombia. El presidente Duque habló en esta Cumbre del Grupo de Lima sobre los activos y el gran activo de Venezuela en Colombia, usted sabe cuál es…

 

Juan Guaidó: “Monómeros”.  

Publicidad

 

Néstor Morales: Claro, Monómeros, ¿qué va a pasar con Monómeros en Colombia?

 

Juan Guaidó: “Es una empresa muy importante en Colombia. Parte de fertilizantes que utiliza la industria agrícola en nuestro país, sale de Monómeros. Esta semana estaremos nombrando una nueva directiva, como hicimos en Citgo, que está operando maravillosamente bien”.

 

Néstor Morales: Es decir, usted va a asumir el control su gobierno va a asumir el control de Monómeros Colombia. Eso me parece una noticia importante, ¿y en qué condiciones?, ¿bajo qué expectativas?

Publicidad

 

Juan Guaidó: “Nuestro legítimo gobierno, como ha hecho con Citgo, para tomar control y protección de los activos venezolanos durante la entrevista narramos por qué, lo importante de hacerlo, queremos mejorar por supuesto, mantener la producción, mejorar las relaciones binacionales con un hermano país y colaborar con todo este proceso”.  

 

Néstor Morales: Monómeros mueve 1,6 billones de pesos al año. Estamos hablando de más de 500 millones de dólares, así que es una empresa muy grande… La última pregunta se la hace Tania Herrera, que es quien que lo lleva martirizando intentando esta entrevista desde hace meses.

 

Tania Herrera: Ya nos contó que piensa retornar pronto a su país, próximos días, próximas semanas. Usted ingresó clandestinamente a Colombia y quiero preguntarle si piensa retornar a su país de la misma manera.

Publicidad

 

Juan Guaidó: “No, estamos valorando todas las opciones que nos hagan regresar tranquilamente aejercer nuestras funciones en Carcas. En los próximos días les contaré parte de esta versión”.  

 

Néstor Morales: Pero esto es un poco con misterio, ¿no?

 

Juan Guaidó: “Es que tiene que ser como tal en una dictadura. Cuando estás en una dictadura que te persigue, que te amenaza de muerte, que te amenaza con meterte preso directamente desde las más altas esferas de quien todavía usurpa poder. No lo estoy inventando yo, ellos incluso se atrevieron a verbalizarlo. Estamos especulando nosotros aquí en la entrevista. Ellos ya desde la primera pregunta dijeron que me querían meter preso. No tengo duda que lo quieren hacer, y a todo el que disienta. Detuvieron hace unos días a Jorge Ramos, imagínate lo que les hacen a periodistas de nivel local, los han despedido de los canales por solo decir ‘presidente Juan Guaidó’. Entonces, es una situación muy delicada a nivel de respeto de derechos humanos”.

Publicidad

 

Néstor Morales: Si quiere enviarles un mensaje, especialmente a los venezolanos que lo están escuchando, tiene su espacio…

 

Juan Guaidó: “Primero, que los extrañamos. Que todo este talento esperamos que pueda retornar con oportunidades a venezolanos. Agradecerle a Colombia toda la gentileza y amabilidad que han tenido recibiendo tantos venezolanos que hoy están buscando oportunidades, que se fueron huyendo casi desesperadamente, muchos caminando, lo han visto ustedes incluso en los pueblos fronterizos, también en Bogotá. A esos hermanos venezolanos que nos están escuchando, nuestro agradecimiento: Sepan que son venezolanos de pleno derecho estén donde estén y también estamos velando por ustedes”.

 

Publicidad

 

 
 

 
 
 

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO