Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Yolanda y Dolores sueñan que por la frontera entre la esperanza

Este par de cuñadas, una venezolana y otra colombiana, le piden al presidente Maduro que deje entrar las ayudas para aliviar la situación del vecino país.

326920_Blu Radio. Yolanda y Dolores. Foto: Blu Radio
Blu Radio. Yolanda y Dolores. Foto: Blu Radio

Frente al puente Tienditas, que une a Colombia con Venezuela, por la ciudad de Cúcuta, dos mujeres esperan a que las barreras que hay allí se caigan para que las ayudas internacionales puedan aliviar la situación de sus familias en el estado Táchira.

Se trata de Yolanda Ruiz, quien tuvo que salir de su país hace dos años buscando un mejor futuro para ella y sus hijos encontrando su consuelo en los brazos de su cuñada Ana Dolores Colón.

Ambas viven en el barrio La Pastora y aseguran que no tienen más para dónde ir, ya que sus días se han hecho largos tratando de ubicar un empleo que les ayude a conseguir el dinero necesario para suplir sus necesidades.

“Soy madre de 10 hijos. A mi responsabilidad aún tengo a uno de 14 y otra de 11 acá en Cúcuta, pero pasando la frontera tengo una hija que se me muere en un hospital. Necesitamos un cambio urgente”, dijo Yolanda.

Publicidad

Las mujeres, apenas supieron que desde los Estados Unidos llegarían más de 60 toneladas de ayudas para su compatriotas, madrugaron este miércoles a pararse en el puente a rogarle a la Guardia Venezolana piedad.

“A Maduro, a quien no le puedo llamar presidente porque ese cargo le queda muy grande, solo le pedimos que piense en ese país que tanto tiempo gobernó, que ya de un paso a un costado, que deje entrar las ayudas para que no se mueran más niños, en especial mi hija que está en el hospital de Tucaní”, agregó la mujer.

Sin embargo, en la frontera hacen presencia uniformados de la Policía Nacional de Cúcuta, agentes de Migración Colombia y otras entidades gubernamentales que no permiten el paso por seguridad.

Esto se debe a que en la mitad del puente, construido por los gobiernos de Colombia y Venezuela, las autoridades del vecino país instalaron tres barricadas para que nadie pase, las cuales son custodiadas, a lo lejos, por uniformados al servicio de Nicolás Maduro.

Ana Dolores, por su parte, cree que el cambio será pronto y asegura que con la llegada de Juan Guaidó las cosas pueden regresar a la normalidad.

“Soy colombiana, mi cuñada venezolana. No sabemos qué más hacer para ayudarnos como familia. Esperamos que esas ayudas sean el principio de un nuevo cambio para Venezuela”, aseguró.

Publicidad

“Ellos salieron de allá porque tenían hambre y aunque aquí no hay tampoco mucho qué comer, con mis tres hijos nos rebuscamos la panela, el azúcar y el arroz”, agregó.

Ambas mujeres, paradas en la frontera con sus documentos en la mano, solo anhelan que en los camiones que ya salieron de Bogotá se abran las puertas del cambio.

“A Nicolás Maduro que por favor se apiade de su pueblo como Dios se ha apiadado de él y que por favor deje que haya un cambio”, concluyó Ana Dolores.

 

Publicidad

Entre tanto, La Unidad Nacional de Gestión de Riesgo, a través de un comunicado, pidió a la ciudadanía colombiana y venezolana evitar caer en desinformaciones pues las ayudas de la denominada ‘Operación humanitaria hacia Venezuela’, no se entregarán en el territorio colombiano.

“No se está realizando ningún tipo de censo, ni registro de población proveniente de Venezuela para entregar ayudas. La Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres, hace un llamado para que la población venezolana no se desplace hacía Cúcuta ni a ninguna zona de frontera con el fin de recibir ayudas”, dice el comunicado.

 

 

 

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO