Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Eso de que la letra con sangre entra no puede ir más, aplaudo a la profesora que calificó con memes

La iniciativa de la calificación con los memes es una buena forma para comprender que si no entendemos el lenguaje de los alumnos, no va a ser posible transmitir los conocimientos

Alberto Linero.jpg
Alberto Linero
Foto: Instagram @PLinero

Me gusta ser profesor y poder compartir en las aulas con los alumnos. Creo que en el ejercicio de la educación se viven muchas experiencias que enriquecen la vida, porque de hecho estoy convencido de que ese ejercicio debe ser enriquecedor en todos los sentidos, y debe despertar el interés por el aprendizaje en aquellos que buscan formarse.

Creo que cualquier estrategia que permita esto, debe ser aplaudida, por eso celebro la creatividad de la profesora de biología de una escuela en Concordia, Argentina, quien se hizo viral por un vídeo en el que muestra cómo corrige los exámenes de sus alumnos con memes.

Sin duda, uno de los retos que nos impuso la pandemia, fue el de poder adaptar la manera en la que se viven los procesos de aprendizaje, y nos quedó como enseñanza la necesidad de ser creativos, de buscar nuevas formas que animen a los niños y jóvenes a que se interesen por educarse.

Estos procesos no pueden ser aburridos, ni convertirse en un castigo para los alumnos, al contrario, se requieren estrategias para que el aula, ya sea virtual o presencial, no sea el lugar al que todos van obligados, y al contrario, sea un espacio para el crecimiento.

La iniciativa de la calificación con los memes es una buena forma para comprender que si no entendemos el lenguaje de los alumnos, no va a ser posible transmitir los conocimientos, y creo que ahí está uno de los retos para los profesores: intentar adentrarse en el mundo de los que están a su cargo, conocer lo que les interesa, saber cómo hablan y las cosas en las que piensan.

Lo cierto es que podemos mantenernos en nuestros esquemas antiguos y creer que en una época como la nuestra van a seguir funcionando, o podemos tomar el asunto con seriedad y empezar a hacer del estudio una forma de disfrutar aprendiendo.

Publicidad

Yo opto por la segunda opción, y sé que muchos profesores también se esfuerzan para que sus clases no sean aburridas y largas cátedras, sino espacios para pensar, dudar, preguntar y disfrutar.

Escuche la reflexión de Alberto Linero en Mañanas BLU:

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.