Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

¿Está mal irse de vacaciones durante la pandemia del coronavirus?

Este domingo, Francisco compartió su tristeza porque en un país, que no precisó su nombre, más de 40 aviones llenos de gente salieron a lugares turísticos. ¿Qué quiso decir el papa?

Alberto Linero
Alberto Linero
Foto: BLU Radio

Este domingo en su intervención habitual del medio día, en la que reza el Ángelus y que esta vez por la pandemia se realizó en la Biblioteca del Palacio Apostólico Vaticano, el papa Francisco compartió la tristeza que sintió al leer la noticia de que en un determinado país (no precisó el nombre), para escapar del confinamiento y tener unas buenas vacaciones, más de 40 aviones llenos de gente salieron a lugares turísticos.

El comentario del papa no se puede asumir como una crítica a las vacaciones como tal, ya que sabemos que todos tenemos que descansar para recuperar las fuerzas y estar preparados para iniciar un 2021 de la mejor manera. Su planteamiento se centró más bien en que no podemos pensar solamente en los intereses propios, que es necesario preocuparnos por los otros, sobre todo por los más pobres, los enfermos, los más necesitados y en reflexionar cómo se les puede ayudar.

No hay una crítica del papa al que hace una pausa para reencontrarse consigo mismo y entender cómo seguir adelante, pero sí una invitación a no ser egoístas e irresponsables en la manera de construir nuestras vida, y en este caso de descansar.

Francisco dijo: "Pero esas personas, que son buenas personas, ¿no pensaron en los que se quedaron en casa, en los problemas económicos de tanta gente que el confinamiento ha acentuado, o en los enfermos? Solamente pensaron en las vacaciones y en hacer sus propias cosas. Eso me apenó mucho".

No somos maquinas que tienen como objetivo producir y producir, necesitamos generar espacios en los que podamos experimentar otras rutinas que nos hagan estar sanos emocional y espiritualmente para poder ser felices.

Publicidad

Es obvio que lo tenemos que hacer de manera responsable. El papa ha insistido en hacernos entender que la vida no cambia mágicamente, esto es, el que haya sucedido un cambio en el nombre de este tiempo, no nos garantiza que todo será distinto, la única forma de que lo sea es que nosotros trabajemos inteligente, responsable y solidariamente para mejorarlo.

Personalmente creo que lo peor sería responder a esta compleja situación que nos está generando el COVID en este segundo pico desde paradigmas simplistas y extremistas; aquí el tema es de saber actuar, de entender la gravedad de la situación, de ser rigurosos en las normas de bioseguridad y saber que no podemos parar todas nuestras actividades; hay que seguir viviendo con responsabilidad.

Escuche la reflexión y el análisis de Alberto Linero en Mañanas BLU:

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias