Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Suscríbase y reciba las historias y los hechos que son noticia en Colombia y el mundo
Activar
No activar

Publicidad

Incompetencia y negligencia del Estado en caso Mancuso: opinión de Ricardo Ospina

Aunque el Gobierno intenta salvar su responsabilidad, es inaceptable que una de las tres solicitudes haya sido mal tramitada por el Ministerio de Justicia y la Cancillería.

375621_Salvatore Mancuso // Foto: archivo AFP
Salvatore Mancuso // Foto: archivo AFP

Las contradicciones y los errores del Estado colombiano en el trámite de la extradición a Colombia de Salvatore Mancuso producen vergüenza y gran preocupación.

Aunque el Gobierno intenta salvar su responsabilidad, asegurando que las fallas han sido de los jueces, es inaceptable que una de las tres solicitudes haya sido mal tramitada por el ministerio de Justicia y por la Cancillería, que tenían el deber de verificar si la autoridad judicial que hizo la petición era o no competente para ello.

Convierta a BLU Radio en su fuente de noticias

Por supuesto que el juez que hizo de manera errónea esa solicitud de extradición de Mancuso tendrá que dar explicaciones, pero el Gobierno no puede servir como simple notario para este tipo de trámites, sin verificar si son o no procedentes.

En la tercera solicitud, que tiene como base una providencia de 155 páginas expedida hace 16 días por la Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Bogotá, la Cancillería ayer protagonizó un bochornoso episodio de contradicciones para intentar explicarle al país en qué va ese trámite.

La Cancillería primero emitió un comunicado en el que admite que lo que se formalizó el pasado 20 de agosto fue la solicitud de detención preventiva con fines de extradición de Salvatore Mancuso, pero que solamente formalizará la solicitud de extradición una vez sus funcionarios concluyan la traducción oficial de las 2.115 páginas de la orden del Tribunal Superior de Bogotá.

Publicidad

La segunda parte de esta contradicción se produjo anoche con un video en el que reapareció la muy ausente canciller Claudia Blum con la directora de asuntos jurídicos internacionales del ministerio, Alejandra Valencia, en el que explican que según ellas, el trámite de extradición de Mancuso comenzó en el momento en el que se solicitó la captura, hace exactamente una semana.

Ante este escenario de contradicciones y versiones del Gobierno, que sería cómico si no estuviera de por medio la tragedia que significa que las víctimas de los atroces crímenes de Salvatore Mancuso se queden sin verlo responder de nuevo ante la justicia colombiana, pues en una semana el sanguinario exjefe máximo de las autodefensas podría estar sonriendo libre en Italia.

El Gobierno intenta jugarse una última carta pidiéndole al Congreso que apruebe de urgencia el tratado de extradición con Italia, para eventualmente pedir a Mancuso una vez se encuentre en ese país.

Aquí lo urgente es evitar que la verdad de Mancuso sobre el conflicto huya con su exilio dorado en Italia, pero el Estado colombiano tendrá que explicarles a los colombianos su incompetencia y negligencia en este episodio.

Escuche la opinión y el análisis de Ricardo Ospina en Mañanas BLU:

 

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO