Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

La muerte de Santiago Ochoa en Tuluá nos tiene que doler a todos: Alberto Linero

Que si era de primera línea, que si no era, que si tenía comparendos, que si consumía... perdónenme, pero nada de eso responde a una vida arrebatada de la peor manera.

Alberto Linero
Alberto Linero
Foto: captura video YouTube Alberto Linero

Creo que lo peor que nos puede pasar en la vida, es acostumbrarnos a la maldad, a la barbarie. Creo que dejamos de ser buenos seres humanos cuando perdemos la capacidad de sorpresa ante las manifestaciones más brutales de la violencia. Sé que nuestra historia está repleta de expresiones de la sevicia contra el enemigo, y que hay páginas de ella que nos escandalizan, pero hoy, cuando hemos tomado tanta conciencia de los derechos humanos y del valor sagrado de la vida, no podemos permitir que se vuelva común regresar a esas páginas pasadas de situaciones atroces.

La muerte del joven de Tuluá, Santiago Ochoa, nos tiene que doler a todos y ponernos en guardia como sociedad. Una situación tan cruel como esa no puede asumirse desde la polarización, sino que tiene que ser un motivo para que todos nos unamos en el rechazo a la violencia en general.

Nos retrata no solo ese acto bárbaro, sino las interpretaciones que se hacen desde los lados más fanáticos de nuestra sociedad. Cómo si morir de esa manera tuviera alguna justificación o pudiera validarse desde cualquier manifestación ideológica.

Que si era de primera línea, que si no era, que si tenía comparendos, que si consumía... perdónenme, pero nada de eso responde a que es la vida de un joven arrebatada, y de la peor manera.

Publicidad

Una sociedad que busca justificar desde cualquier postura ideológica situaciones como esta, no solo muestra su total insania, sino que se tiene que preparar para lo peor.

Cuando ayer hablábamos con la tía de ese joven y en sus palabras sentíamos el dolor, el desconsuelo, la tristeza, no podía entender que esta situación fuera usada con fines políticos de cualquier lado.

Estamos llegando a ese punto en el que buscamos qué interpretación ideológica podemos darle al hecho, para luego si decir si es bueno o malo. Lo cual no sólo muestra la distorsión ética que tenemos, sino que hemos justificado el fin para lograr cualquier objetivo.

Lo malo es malo, lo ilegal es ilegal, no importa si lo hace un copartidario. Tenemos que dejar claro que la violencia no es buena nunca, y que no la podemos validar como medio de resolución de conflictos.

Es el momento de ponerle humanidad a todo esto que estamos viviendo, no sigamos ese camino que conduce al fracaso y al absurdo. Somos seres inteligentes, capaces de cambiar lo que está mal con las mejores acciones.

Escuche la reflexión de Alberto Linero en Mañanas BLU:

Publicidad

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias