Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Suscríbase y reciba las historias y los hechos que son noticia en Colombia y el mundo
Activar
No activar

Publicidad

Ocho años a policía por soborno de $50.000, mientras los corruptos siguen en la casa

La Corte Suprema reiteró el exagerado castigo, mientras los corruptos de Odebretch viven felices en su casa. Columna de Felipe Zuleta.

15579_franz
franz

Una verdadera tormenta ha generado la decisión de la Sala de Casación de la Corte Suprema de Justicia de confirmar la pena de 8 años de cárcel, sin excarcelación, contra el exagente de tránsito José Fredy Díaz Camayo, por haber exigido, según el juicio, $100.000 pesos al conductor de un bus de Coomotor inmovilizado por un accidente en el 2012.

Escuche también: Duro choque entre Felipe Zuleta y el padre Linero por prohibiciones en colegios

El policía, dicen sus acusadores, exigió el soborno, de los cuales se le entregaron $50.000. No obstante, la única prueba existente fue la palabra del acusador, mientras que el uniformado aseguraba que el billete se lo dieron como venganza por la inmovilización del carro.

Convierta a BLU Radio en su fuente de noticias

En primera instancia el policía Díaz, quien fue separado de su cargo por este hecho, fue absuelto. No obstante el Tribunal Superior de Neiva lo condenó por abuso de cargo y funciones, mientras que la Corte Suprema reconfirmó en días pasados la condena, sin excarcelación, de ocho años por los $50.000.

Mientras tanto, Gabriel Garcia, el ex viceministro de Transporte, acusado de recibir 6,5 millones de dólares en sobornos por el caso Odebretch, fue condenado a cinco años de prisión”, criticó Zuleta.

Publicidad

Escuche el análisis y la opinión de Felipe Zuleta en Mañanas BLU:

 

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO