Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Soy también Alberto Gómez Linero: el orden de los apellidos refleja cómo construimos la sociedad

No se trata solo de un tema meramente legal o de papeles, es un paso hacia la generación dedinámicas que logren acércanos cada vez más a una vida equitativa y sana.

alberto linero .jpg
Alberto Linero
Foto: Alberto Linero

Hace ya varios años fui a acompañar a mi hermana que vivía en Sao Paulo, al nacimiento de su primer hijo. Y de todas las experiencias agradables, una que me impresionó, es que los papeles de mi sobrino Tiago traían de primero el apellido Linero, y no el Ortiz de su papá.

Pregunté por qué y me explicaron que allí en ese país todos llevan como primer apellido el de su mamá. Me pareció una costumbre interesante y novedosa para mí, que he vivido en la cultura en la que el primer apellido siempre es el paterno. Una cuestión que no deja de ser fruto de una decisión arbitraria que no tiene ninguna justificación distinta a la de la costumbre. Sabemos, por ejemplo, que la cultura Wayuu es matrilineal, por lo que la familiaridad la da la mujer.

Estoy convencido que el orden que impera en los apellidos entre nosotros, es fruto de la manera patriarcal con la que se han construido muchas de las dinámicas de nuestra sociedad.

Por eso, celebré que el 4 de agosto el presidente Iván Duque sancionó la Ley 2129, por la cual se establece que en el registro civil de nacimiento se consignará el orden de los apellidos del recién nacido de común acuerdo entre los padres.

Sabiendo que esto rige para los hijos matrimoniales, extramatrimoniales, adoptivos, de unión marital de hecho, de parejas conformadas por el mismo sexo y con paternidad o maternidad declarada judicialmente.

Según la Registradora Nacional, hasta ayer, 12 menores ya habían sido registrados llevando primero el apellido de la madre, lo cual muestra que la ley ha encontrado eco en medio de las familias colombianas.

Publicidad

Alguien pudiera pensar que esta ley es inocua, pero la verdad es que son las acciones que van generando una nueva mentalidad que se soporte en la equidad de géneros y cree oportunidades para todos, evitando así cualquier tipo de discriminación por el género.

Sé que no es fácil cambiar una costumbre que seguramente está muy arraigada, porque ha sobrevivido a lo largo de muchos años, pero se va logrando y nos va mostrando que desde la especificidad de cada género, podemos complementarnos y construir una sociedad más justa.

No se trata solo de un tema meramente legal o de papeles, es un paso hacia la generación de dinámicas que logren acércanos cada vez más a una vida equitativa y sana.

Escuche la reflexión de Alberto Linero en Mañanas BLU:

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.