Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Temas que duelen

"El presbiterado femenino y el celibato opcional son necesarios muy pronto en la Iglesia"

322934_BLU Radio, Alberto Linero / Foto: BLU Radio
BLU Radio, Alberto Linero / Foto: BLU Radio

Entré al Seminario a los 17 años, luego de haber hecho durante un año un intenso proceso de discernimiento. Viví feliz y contento al interior de la Iglesia. Fueron años de estudio, de fraternidad, de servicio y de mucha experiencia espiritual. Fueron 33 años viviendo en las dinámicas institucionales de la vida eclesial. Soy agradecido con todo lo que allí viví y aprendí. Conocí hombres y mujeres extraordinarios que desde sus limitaciones humanas servían apasionadamente al Dueño de la vida. No fui testigo de estas manifestaciones de abusos que el papa Francisco ha reconocido.

Vea también: Francisco, contra la lacra de los abusos en la Iglesia: opinión de Alberto Linero

En el suplemento 'Donne Chiesa Mondo' (Mujeres, Iglesia, Mundo), 'L'Osservatore Romano', Luccetta Scaraffia trataba uno de los asuntos más espinosos y ocultos de la Iglesia católica. “¿Por qué no se habla de los obispos que violan monjas?, se preguntaba la autora, que denunciaba que muchas religiosas se ven se ven obligadas a abortar o a abandonar la vida consagrada después de sufrir abusos sexuales por parte de sacerdotes y obispos. El papa en el vuelo de vuelta este martes a Roma tras concluir su viaje a Emiratos Árabes Unidos, afrontó este problema y reconoció que hay eclesiásticos «que hicieron eso». Francisco dijo que las violaciones a monjas se dan «en todas partes», si bien son más frecuentes en «algunas congregaciones nuevas y en algunas regiones». África e India son los territorios donde este fenómeno es más habitual. Sin querer dar nombres ni países concretos, el Pontífice aseguró que el Vaticano lleva «mucho tiempo trabajando con este asunto» y que «varios clérigos» han sido apartados por este motivo, que también está detrás de la disolución de algunos institutos religiosos femeninos.

El papa se comprometió a «hacer más» para atajar esta lacra y aseguró que «tenemos la voluntad de hacerlo». Este nuevo escándalo es un mazazo a los creyentes de todo el mundo porque muestra la necesidad de cambios urgentes en la estructura eclesial. Es necesario que se dejen a un lado esas dinámicas patriarcales que subyugan a las mujeres, es hora de tener unas prácticas que den cuenta de la igual dignidad entre hombre y mujer que atraviesa la revelación bíblica. Pero sobre todo es hora de tener una mirada más sana y natural sobre la sexualidad. Es importante reconocer el delito, el pecado, pero no basta. Es necesario hacer algo para que no vuelva a repetirse. Temas como el presbiterado femenino, el celibato opcional y dinámicas más democráticas en la vida eclesial son necesarias muy pronto.

No se puede ser tozudo y creer que las cosas cambian sin acciones concretas. No se puede seguir creyendo que todo el que señala estos lunares es un enemigo de nuestra fe. Dios nos ayuda y nos bendice pero nos corresponde a nosotros actuar con decisión y responsabilidad. Los creyentes podemos lograr que del mundo desaparezca el machismo y que las mujeres puedan desarrollarse sin ninguna de esas manifestaciones destructoras que un mundo androcéntrico ha generado.
 
 

 

Publicidad

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO