Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Uno no lo puede controlar todo y tiene que aprender a resolver los conflictos que se ocasionen

A propósito del pan retorno por el puente de Reyes, "es fundamental una buena gestión de las propias emociones y entender que los problemas no se solucionan con más problemas".

360370_Alberto Linero / Foto: padre Linero
Alberto Linero / Foto: Alberto Linero

Mi abuela repetía un refrán: “Las cosas por sabidas no se dicen y por no dichas se olvidan”. Por eso nunca tengo miedo de volver a decir eso que parece que todos ya han escuchado y saben firmemente, ya que creo la verdad algunas veces se esconde tras de lo obvio.

Es tan obvio que necesitamos ser tolerantes para poder convivir sanamente y generar los espacios suficientes para que todos podamos realizarnos dignamente. Pero es tan escasa la tolerancia por estos días. Por ejemplo, ayer el gran ciclista Iván Ramiro Sosa fue agredido con arma de fuego por parte de un camionero en las vías del país. Según las versiones, todo comenzó porque el camionero cerró con su vehículo a Iván Ramiro Sosa, quien le reclamó por lo sucedido y en ese momento el conductor se bajó del camión con un arma y le pegó en la cara con la cacha del arma; causándole una herida al deportista. La escena no es extraña en nuestras carreteras: ciclistas cerrados o embestidos por automóviles, conflictos que se solucionan a golpes, incapacidad de ser tolerante con los demás.

Y creo que es oportuna esta situación porque este fin de semana las vías del país estarán repletas de viajeros que regresan a sus casas luego de las vacaciones de fin de año y, seguramente, se generarán muchas situaciones en las que la tolerancia, la prudencia, el respeto por las normas viales y la serenidad serán muy necesarias. Todo esto además de las precauciones que se tienen con el carro, que debe estar en las mejores condiciones para el viaje, en la planeación de la ruta, teniendo toda la información necesaria de los cambios que haya y de estar en óptimas condiciones personales para poder conducir con confianza y seguridad.

Uno no lo puede controlar todo y tiene que aprender a resolver con las mejores decisiones y acciones los conflictos que se ocasionen. Para ello es fundamental una buena gestión de las propias emociones y entender que los problemas no se solucionan con más problemas. Espero que el regreso a casa sea el mejor y que lleguen con las pilas recargadas para empezar con toda este nuevo año.

Publicidad

  • Publicidad