Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Más de 100 madres comunitarias de Santander reclamaron al ICBF el reinicio de sus contratos

Se trata de madres comunitarias del programa de Cero a Siempre del ICBF que atiende a cerca de 8.000 niños de familias vulnerables de Santander.

Protesta de madres comunitarias Bucaramanga.
Protesta de madres comunitarias Bucaramanga.
Pantallazo de video suministrado por madres comunitarias.

Decenas de madres comunitarias de Santander salieron a protestar frente a la Gobernación de Santander denunciando que no han sido contratadas para trabajar en el programa de Cero a Siempre del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, a pesar, de que otros programas de esa entidad si iniciaron labores este febrero.

“Solicitamos el apoyo del Gobernador de Santander ya que estamos más de mil familias que están sin servicio de primera infancia entre las que se encuentran profesoras, agentes educativas, auxiliares pedagógicas, coordinadoras, nutricionistas, psicólogas, madres comunitarias que nos unimos el día de hoy ya que el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar siempre dilata los procesos, y si ya terminamos el año pasado, ya deberían estar los contratos pero es febrero y resulta que no es así”, dijo Leydi Adriana Flórez, presidenta del sindicato Nacional de Trabajadoras de la Primera Infancia, Sintrainfaicbf.

“Los niños, los demás están estudiando, pero nuestros niños de primera infancia, de dos a cinco años, según el programa de educación, según el programa que planteó el gobierno en el programa de Cero a Siempre no han tenido esa atención y son más de mil familias que están en esta situación, son familias que están en situación de vulnerabilidad y nosotros exigimos la continuidad de esa contratación ya que tenemos contratos por cuatro y seis meses y dos meses, y no entendemos por qué razón el ICBF no nos da un contrato anual”, agregó Flórez.

Se trata de madres comunitarias que brindan albergue, cuidado y atención a más de 8.000 niños de Santander de familias vulnerables que dejan sus hijos al cuidado en los Centros de Desarrollo Infantil, CDI, mientras van a trabajar o realizan otras labores.

Publicidad

“No hay continuidad por eso el día de hoy nos tocó salir a reclamar los derechos de nuestras niñas y niños porque todos somos iguales, y nos preguntamos por qué los otros niños de otros programas inician hoy y porque razón si todos somos iguales para la misma entidad y trabajamos para la misma entidad, pero resulta que nosotros no tenemos contratación, entonces les pedimos por favor solucionar al Gobernador para que nos apoye en esta situación tan difícil que hemos vivido de años atrás, nosotros pensamos que era el gobierno del cambio, pensamos que iba ser diferente pero resulta que estamos repitiendo la misma situación”, agregó Flórez.

  • Publicidad