Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Carácter y Temperamento: ¿Cómo se entrelazan para moldear nuestra personalidad?

En la constitución genética está la personalidad y el temperamento se encuentra arraigado directamente con ella, moldeando tendencias de comportamiento desde una edad temprana, según psicólogo clínico.

Mujer feliz junto a mujer seria
Carácter y temperamento
Foto: creada con Bing IA

El carácteres una característica fundamental de la personalidad que se va construyendo a lo largo de la vida y con el temperamentose nace dado que está asociado a la condición genética debido a una predisposición a comportarse de cierta forma. En En Blu Jeans el psicólogo clínico y vicepresidente del Consejo Directivo Nacional del Colegio Colombiano de Psicólogos, Pedro Pablo Ochoa, conversó de las diferencias entre carácter y temperamento.

Empezó ejemplificando con el rumbo que se puede tomar con el temperamento, que dependiendo del sentido influye a la crianza, puede llevar a definir el carácter y la personalidad.

“Hay dos grandes diferencias y es algo con lo que tu naciste una tendencia hacia un lado o a irse al otro, hay otras posibilidades cuando se habla de temperamento, se pueden hacer con una tendencia de ser más dependiente de la recompensa (...) Y hay otra tendencia a esas con las que se me hace, que es la persistencia y es mantenerse a pesar de la frustración”, contó.

En la constitución genética está la personalidad y el temperamento se encuentra arraigado directamente con ella, moldeando tendencias de comportamiento desde una edad temprana.

Publicidad

"El temperamento, en su esencia, es un legado genético (...) Algunos nacen con una inclinación a buscar novedades, a explorar y ser impulsivos, mientras que otros tienden a evitar riesgos, mostrando timidez y cautela desde sus primeros años", indicó.

Esta predisposición innata no define completamente quiénes son las personas, sino que establece un punto de partida que luego se moldea con la crianza y la experiencia. Aquí entra en juego el carácter, moldeado por las influencias ambientales, especialmente la crianza.

Publicidad

"Entonces está tu casa y en tu casa también te enseñan algo que es el carácter, esas dos cosas se van a combinar, es posible que ciertas condiciones de temperamento se combinen con ciertas condiciones de carácter moldeadas por esa educación de la familia", mencionó.

Un elemento clave que destacó fue el papel crucial de las emociones en esta compleja ecuación, dado que las emociones son herramientas vitales para nuestra supervivencia, pero “la sociedad a menudo nos insta a suprimirlas, especialmente la ira (...) Sin embargo, la ira, correctamente entendida y manejada, es una señal importante para establecer límites y mantener el equilibrio".

El entendimiento y la gestión de estas emociones son fundamentales para desarrollar un carácter equilibrado y resiliente.

"Las emociones nos han permitido sobrevivir como especie, pero vivimos en una sociedad que de alguna manera nos dice una cosa absurda y es que no deberíamos tener ciertas emociones. Y escuchamos repetidamente que nos dicen no, no sienta rabia, no se sienta triste. Se tiene que hacer algo para controlar esas emociones, lo cual no es posible", concluyó.

Publicidad

Escuche la entrevista completa aquí:

Publicidad

  • Publicidad