Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Suscríbase y reciba las historias y los hechos que son noticia en Colombia y el mundo
Activar
No activar

Publicidad

Así es la vida de una mujer que lleva 12 años sin beber ni comer nada

Noelia Mateu, una enfermera española que ha tenido que vivir los últimos 12 años sin ingerir ninguna clase de alimento debido a una enfermedad que no se lo permite, habló con Blu Radio sobre su experiencia de vida.

47092_129583-alimentacion_-_comida_-_alimentos_-afp-.jpg
Foto: AFP.
Alimentos / Foto referencia. -AFP-

La vida de Mateu no siempre fue así, cuando tenía 16 años todo era normal hasta que comenzó a tener problemas intestinales y desarrolló una enfermedad que no le dejaba tolerar ni alimentos sólidos ni líquidos.

 

Su patología la obligó a recurrir a la nutrición parenteral artificial, que es un tipo de nutrición que se pone vía intravenosa. “Yo necesito estar conectada a una bomba de infusión 12 horas consecutivas todos los días y de esa es la manera de alimentarme y nutrirme”, comentó.

 

Seudoobstrucción intestinal crónica, esa es la patología de la que sufre Mateu y que afecta tanto a los nervios y músculos del intestino delgado, por lo cual no puede digerir ni absorber los alimentos.

 

Publicidad

“Yo no tengo sensación de hambre, pero si tengo la sensación de sed y más cuando hace calor o hago ejercicio. Pero no puedo ingerir líquidos, y por eso en verano llevo más volumen de líquidos en la nutrición parenteral”, expresó.

 

Su proceso de adaptación a este estilo de vida fue difícil al principio y más cuando en un país como España las fechas especiales se celebran con comida. “Las navidades, cumpleaños y otras fechas fueron difíciles (…) Mi madre no hacía mis comidas favoritas, pero después nos adaptamos como familia. Hago las cosas más normales solo que si salimos a comer no piden comida para mí”, dijo en dialogo con Blu Radio.

 

En cuanto a si su estado de ánimo se ha visto afectado por la enfermedad que padece comentó que no, pero que en su momento fue difícil adaptarse.  “Si naces con el problema es más fácil a que si uno tiene que adaptarse después de probar la comida; pero llegó un punto en que comer se volvió un rechazo porque me producía dolor”.

 

Publicidad

Por último, concluyó que su familia fue muy importante en este proceso y que además le ayudó bastante conocer otras personas con la misma patología.

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO