Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
No activar
Activar

Publicidad

El crecimiento humano: un viaje complejo a lo largo de la vida, incluso más allá de la muerte

El crecimiento humano es un proceso fascinante y complejo que ocurre a lo largo de toda nuestra vida. Aunque generalmente asociamos el crecimiento con la infancia y la adolescencia, hay partes del cuerpo que nunca dejan de crecer, incluso después de fallecer. Estas estructuras continuamente cambiantes recuerdan la dinámica y sorprendente complejidad de nuestro organismo.

Muerte - Luz al final del tunel
Blu Radio
Getty Images

La muerte es un evento natural en la vida de todos los seres vivos, incluido el ser humano. Se define como el cese irreversible de las funciones biológicas y la pérdida de la capacidad de mantener la homeostasis en el cuerpo.

Cuando una persona falla, se produce una serie de cambios en el cuerpo . Inmediatamente después de la muerte, el sistema circulatorio deja de funcionar, lo que provoca la interrupción del suministro de oxígeno y nutrientes a los tejidos e incluso órganos. Sin oxígeno, las células comienzan a deteriorarse y los procesos metabólicos se retrasan gradualmente.

Una de las partes del cuerpo que sigue creciendo incluso después de la muerte son las uñas. Aunque el crecimiento es más evidente durante la vida, las uñas seguirán creciendo durante algún tiempo después de la muerte . Esto se debe a que las células en la base de las uñas, conocidas como la matriz ungueal, siguen produciendo nuevas células incluso después de que el cuerpo haya dejado de funcionar.

Suscríbete a nuestro canal de WhatsApp aquí:👉🏻 bit.ly/42ZQznF

Publicidad

Otra parte del cuerpo que nunca deja de crecer son los huesos. A medida que envejecemos, nuestros huesos se vuelven más delgados y frágiles debido a la pérdida de densidad ósea. Sin embargo, a pesar de esta pérdida, los huesos siguen creciendo en longitud y densidad durante toda la vida. Es por eso que las personas más altas tienden a tener huesos más largos que las personas más bajas.

Además de las uñas y los huesos, otra parte del cuerpo que continúa creciendo después de fallar sus dientes . Los dientes están compuestos principalmente de calcio, ya lo largo de la vida, el proceso de desgaste y regeneración continua de los tejidos dentales mantiene un equilibrio. Sin embargo, una vez que fallecemos y ya no hay un proceso de regeneración, los tejidos blandos que rodean los dientes comienzan a descomponerse , lo que puede hacer que los dientes parezcan más largos a medida que se exponen la parte inferior de las raíces.

Publicidad

Aunque el crecimiento general del cuerpo humano, tiende a detenerse después de la adolescencia, hay partes que siguen creciendo incluso después de fallecer . Las uñas, los huesos y los dientes son ejemplos de estas partes que encuentran su dinámico proceso de crecimiento.

Le puede interesar: "Rodrigo Lara y la propuesta con globos aerostáticos y drones para combatir la inseguridad en Bogotá"

  • Publicidad