Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
No activar
Activar

Publicidad

La historia del joven pasó más de 11 días sin dormir: tuvo terribles consecuencias

Esta es la historia de Gardner, el joven que comenzó su desafío el 28 de diciembre de 1963, con el objetivo de permanecer despierto hasta el 8 de enero del año siguiente.

Joven pasó más de 11 días sin dormir con ayuda de la Coca-Cola.jpg
Joven pasó más de 11 días sin dormir con ayuda de la Coca-Cola
Foto: Pexels - redes sociales

En 1963, Randy Gardner, un joven estudiante de San Diego, se propuso un reto inusual: batir el Récord Guinness de horas seguidas sin dormir con ayuda del ejercicio, la comida y la Coca-Cola. Inspirado por la experiencia del locutor de radio Peter Tripp, quien en 1959 se mantuvo despierto por 8 días usando café, anfetaminas y música, el joven decidió superar ese récord sin utilizar ninguna sustancia estimulante.

Gardner buscó la ayuda del doctor William C. Dement, un investigador de Stanford especializado en el estudio del sueño, para monitorear su salud durante el experimento. Con el apoyo de sus compañeros de clase y otros investigadores, Gardner comenzó su desafío el 28 de diciembre de 1963, con el objetivo de permanecer despierto hasta el 8 de enero del año siguiente.

¿Qué ocurrió durante el experimento?


El primer día transcurrió sin problemas, pero desde el segundo día Gardner comenzó a experimentar dificultades. La sensación de tener la mente "nublada" apareció rápidamente, dificultándole pensar y razonar con claridad. El tercer día, su visión comenzó a volverse borrosa, obligándolo a depender más del tacto para interactuar con su entorno.

A partir del cuarto día, los problemas se intensificaron: Gardner no podía seguir conversaciones normales ni concentrarse en una sola tarea. Comenzó a tener alucinaciones y paranoias, como la visión de demonios que intentaban hacerle dormir y la creencia de que las paredes de su casa se desvanecían, revelando un camino hacia un bosque.

Publicidad

Durante todo el experimento, Gardner fue sometido a pruebas psicológicas y neurológicas para monitorear su estado mental. A pesar de la evidente fatiga y las extrañas experiencias, los estudios concluyeron que su salud cerebral se mantenía en perfectas condiciones. Incluso durante las paranoias, la falta de memoria y las alucinaciones, sus habilidades cognitivas seguían intactas, según medios como la BBC. Un dato curioso es que Gardner logró vencer a sus amigos en una partida de pinball en el décimo día sin dormir.

Joven pasó más de 11 días sin dormir con ayuda de la Coca-Cola: tuvo terrible consecuencias
Foto: redes sociales

El 8 de enero, Gardner se sometió a una última serie de pruebas que confirmaron su buen estado de salud física y mental. Dio un discurso público sin complicaciones aparentes, más allá de la evidente fatiga. Tras establecer un nuevo Récord Guinness al permanecer despierto durante 264 horas y 25 minutos, Gardner finalmente pudo dormir. Después de dos días de sueño prolongado, nuevos estudios revelaron que no había sufrido daños cerebrales ni cambios significativos.

Publicidad

La experiencia de Randy Gardner reforzó la teoría de que la falta extrema de sueño solo causa una gran fatiga sin consecuencias permanentes para la salud cerebral. Sin embargo, estudios posteriores sugieren que no dormir puede llegar a ser muy peligroso.

  • Publicidad