Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

‘Los cuarentenials’: una nueva generación de niños con problemas de interacción social

Un estudio de la Universidad Manuela Beltrán reveló que los niños que nacieron durante la pandemia han tenido dificultades al momento de interactuar con más personas y desarrollar el habla.

359923_Niños_Cuarentena // Foto: AFP
Niños en Cuarentena // Foto: AFP

La Universidad Manuela Beltrán en Bogotá ha adelantado un estudio donde se evidencia un aumento en la consulta de servicios de fonoaudiología de los niños que nacieron o que vivieron sus primeros años de vida durante la pandemia y las medidas de aislamiento obligatorio.

Los ahora llamados ‘cuarentenials’ están teniendo bajas interacciones comunicativas a las que habitualmente tienen los niños en sus primeras etapas de desarrollo. Por lo que llama la atención que muchos de ellos no son capaces de interactuar con otros niños al momento de salir de las casas y que además tienen características introvertidas.

“Tendríamos que tener en cuenta que son esos niños que nacieron durante la pandemia, que ahora pueden tener 2 años, y aquellos niños que en el momento de la cuarentena hasta ahora iban a ingresar a párvulos y prejardín y les tocó quedarse en casa durante dos años (...) Ellos se vieron limitados en esos primeros 5 años de vida que es cuando desarrollan todas las habilidades interactivas”, explicó la fonoaudióloga y líder de la investigación de la Universidad Manuela Beltrán, Angie Naranjo.

Algunos signos de alerta para los padres son esas dificultades de los niños para su interacción comunicativa con otros niños de su mismo rango de edad o con adultos, el no dirigir la mirada ante una persona que se encuentre cercana y también la poca utilidad de las palabras.

Publicidad

“Son estos niños que están teniendo dificultades con el habla porque justamente no tuvieron interacción con otros niños y se acostumbraron a ver tapabocas entonces no utilizan la palabra para expresarse, lo hacen más con llanto o a través de señas (...) vemos casos de preescolar e incluso niños que ya están en primero de primaria que tienen dificultades para pronunciar ciertas palabras. También dificultades en la lectoescritura y niños que prefieren quedarse solos que con sus amiguitos”, mencionó.

Según la universidad, este tipo de situaciones se deben a las bajas posibilidades de exploración con el entorno físico y social, pues durante la época de aislamientos y cuarentenas se redujeron las visitas de familiares, interacción con otros niños; de igual forma el uso de mascarillas hizo que se perdiera de forma importante la información comunicativa verbal en las interacciones y se privilegió la interacción mediante las pantallas. En otros casos más graves, los bebés tuvieron que ser aislados de sus madres por sospecha de COVID en alguno de ellos.

Publicidad

Si bien para los niños la situación del aislamiento se convirtió en una normalidad, una vez se inicia el retorno gradual a la normalidad se observan dificultades importantes de interacción comunicativa con otros.

Es por esto por lo que la Universidad Manuela Beltrán menciona varias recomendaciones importantes para los padres de familia y cuidadores para fomentar la estimulación comunicativa y social en los niños menores de 5 años.

1. Los tiempos en pantalla se deben controlar. Siempre que sea posible utilice estas tecnologías de manera interactiva, cómo ver juntos programas y películas para luego comentarlas en compañía.

2. Incentivar la lectura es importante. Los miembros de la familia pueden leerse los unos a los otros y encontrar diferentes tipos de libros en imágenes o en líneas. Los niños pequeños pueden jugar juegos de rimas y palabras.

Publicidad

3. Compartir con los amigos y la familia: manteniendo los debidos protocolos, es fundamental fomentar la interacción comunicativa con otros niños y con otros miembros de la familia, exponerlos a situaciones nuevas de forma progresiva, fomentar las preguntas, solicitudes, demandas a través de instrucciones en la modalidad comunicativa que manejen (oral o en lengua de señas).

4. Es fundamental explicar los cambios en la rutina y establecer nuevas rutinas en la que los niños participen en la toma de decisiones, por ejemplo: ¿Cuándo quieres que llamemos a los abuelitos? ¿Con qué amigo crees que hablemos hoy? ¿Qué quieres comer?

Publicidad

5. Es fundamental organizar espacios de dispersión creativos con los niños de acuerdo con sus intereses, pintar, bailar, leer e involucrar, cuando es posible, a otros.

6. La organización: actividades como organizar la casa o la habitación, brindan oportunidades para favorecer el lenguaje.

Le puede interesar. Escuche el podcast El mundo hoy:

  • Publicidad