Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Hallan acta de defunción de Simón Bolívar en una caja empotrada en la catedral de Santa Marta

"Finalmente Simón Bolívar tiene registrada oficialmente su muerte. Nunca se preocuparon por encontrar el acta de defunción", contó el historiador William Hernández.

343902_BLU Radio. Simón Bolívar // Foto: Referencia AFP
Simón Bolívar.
Foto: Referencia AFP.

Después de 190 años, el libertador Simón Bolívarestá legalmente muerto. A pesar de que su fecha de fallecimiento es una clase obligada en los colegios del país, no existían documentos que así lo validaran. Solo hasta hace dos meses el registrador Alexander Vega pudo expedir el registro civil de defunción del prócer de la patria con Apostilla Internacional, el cual fue enviado al Panteón Nacional de Caracas.

La curiosidad del historiador William Hernández fue pieza clave en este proceso, quien, a partir de su cercanía con la Diócesis de Santa Marta, reparó hace unos meses la presencia de una llave en la sacristía de la Catedral de esta ciudad.

Bajo el apoyo del entonces arzobispo Ugo Puccini Banfi, logró retirar una parte de la pared que los llevó a encontrar una caja fuerte que estaba empotrada y que se abría con la llave. La sorpresa fue mayor cuando encontraron allí un libro de actas de defunciones, en el que se encontraba el nombre de Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar Palacios. Luego de esto, lograron reconstruir el documento para que la Registraduría procediera a validar lo que estaba escrito a puño y letra.

"Finalmente Simón Bolívar tiene registrada oficialmente su muerte. Nunca se preocuparon ni en Colombia ni en Venezuela por encontrar la partida de defunción que estaba extraviada ni por registrar su defunción", indicó el historiador.

Publicidad

De acuerdo con Hernández Ospino, el documento certificó que las exequias del libertador fueron oficiadas por el presbítero José Arenas y no por el entonces arzobispo de la ciudad, pues este último era cercano a Francisco de Paula Santander, por lo que Bolívar no era una persona de agrado para el obispo del momento.

"En el acta de defunción quedó registrado que el obispo de Santa Marta no lo acompañó en el funeral porque no lo quería. Quería era a Francisco de Paula Santander, el que era el enemigo de Simón Bolívar", explicó.

Publicidad

Le puede interesar:

  • Publicidad