Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Del llanto a la felicidad: cucuteños ayudaron a pizzero italiano a salvar su negocio de la quiebra

Se trata de un adulto mayor de 88 años que le tocó salir de su país en la segunda guerra mundial y encontró en Norte de Santander una oportunidad. Por la pandemia casi pierde su pizzería.

pizzeria de italiano que por poco quiebra en cucuta.jpg
Pierino Romani y su hijo
Foto: Noticias Caracol

En Cúcuta los ciudadanos dieron una fuerte cátedra a todo el país al mostrar que si se unen para ayudar el negocio de una persona pueden salvarlo de la quiebra y sacarlo del llanto a las risas.

Es así como Noticias Caracol conoció el caso de un italiano de 88 años a quien ayudaron a evitar que su emprendimiento cerrara para siempre.

El hecho se dio luego que se hiciera viral una foto donde el adulto mayor se ve decaído por la mala situación económica debido a la pandemia.

Se trata de Pierino Romani Di Giuseppi quien emigró de Italia hace 67 años por las secuelas de la Segunda Guerra Mundial. A través de un cuadro colgado en su pizzería enseña su pueblo natal Ripe di Civitella.

Yo emigré a Colombia, saqué la visa para entrar a este país, me fui a Pamplona y me hicieron contrato de trabajo. En Cúcuta ya tengo como 20 años
cuenta.

Publicidad

Se estableció en la capital de Norte de Santander con una pizzería y se posicionó como el productor de una de las pizzas más ricas de la ciudad, pero, debido al cierre de la frontera, poco a poco fue perdiendo popularidad y las ventas fueron decayendo.

Ante esta situación, una persona publicó en Facebook una foto del señor Pierino, decaído, con su establecimiento solo y la imagen rápidamente se hizo viral.

Con la publicación de redes sociales, empezaron a mejorar las ventas en el establecimiento de don Pierino.

“Ahora estamos sacando 25, 20 pizzas y ya no damos abasto, tipo 7:30 de la noche no tenemos pizza en vitrina”, asegura Juan Carlos Gómez, administrador.

Los cucuteños se unieron para comprarle pizza, por el reconocimiento y el cariño que se ha ganado don Pierino entre sus clientes.

“Él se integró muy bien a la comunidad, cuando uno habla de Pierino Romani lo recuerdan de muy buena manera”, asegura Antonio Romani, hijo del ciudadano italiano.

Publicidad

“Uno se va achilando, ya con esto se reanima uno. Los cucuteños todos son mis amigos, aquí los espero con orgullo, esta es su casa”, expresa el empresario.

Ahora Pierino está feliz por el aumento de las ventas, dice que su espíritu está renovado y que tiene todas las fuerzas para seguir atendiendo clientes.

Vea el informe completo realizado por Noticias Caracol aquí:

Entérese de los hechos y noticias del momento en Colombia y el mundo:

Publicidad

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.