Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Verstappen y Red Bull batieron récords en la temporada 2023 de la Fórmula Uno

'Mad Max' batió su propio récord histórico de victorias en una misma temporada, elevándolo a 19 y ganó el Mundial con 575 puntos -otra plusmarca histórica. El piloto de Red Bull hizo un año histórico para la F1.

Max Verstappen, pilotos de Fórmula 1
El neerlandés Max Verstappen corre para Red Bull.
Foto: AFP

Max Verstappen confirmó su condición de gran ídolo deportivo de los Países Bajos al lograr su tercera corona seguida en el Mundial de Fórmula Uno; en una temporada en la que batió casi todos los récords y en la que junto a su compañero, el mexicano Sergio Pérez -subcampeón del mundo-, revalidó el título de constructores para Red Bull, la muy dominante escudería austriaca.

Si Verstappen destacó sobremanera, sin cometer fallo alguno durante todo el año; el subcampeonato de 'Checo' y las actuaciones del doble campeón mundial asturiano Fernando Alonso (Aston Martin) -en una segunda juventud a los 42 años, que concluyó cuarto el campeonato, con ocho podios- y el madrileño Carlos Sainz (Ferrari) -que se apuntó la única victoria que no se anotó Red Bull- lograron que el español se convirtiese en 'lengua oficial' esta temporada en la categoría reina.

'Mad Max' batió su propio récord histórico de victorias en una misma temporada, elevándolo a 19 y ganó el Mundial con 575 puntos -otra plusmarca histórica, mejorando la suya del año anterior (454)-, 290 más que 'Checo', asimismo la mayor diferencia de todos los tiempos entre los dos primeros clasificados del certamen.

El séptuple campeón del mundo inglés Lewis Hamilton (Mercedes) acabó tercero un campeonato en el que Alonso se erigió de nuevo en la gran sensación, al concluir en cuarta posición, tras subir ocho veces al podio en su primer año con su nueva escudería, Aston Martin. Y el otro español, Sainz -séptimo al final-, ganó la única carrera del año que dejó de anotarse Red Bull al vencer en Singapur.

Publicidad

Verstappen pilotó de nuevo uno de los imbatibles monoplazas diseñados por el genial ingeniero inglés Adrian Newey, el guru de la aerodinámica, que ya había ideado los coches del anterior periplo glorioso de Red Bull (2010-13), en el que el alemán Sebastian Vettel lideró cuatro 'dobletes' para el equipo austriaco.

Blu Radio
Max Verstappen /
Foto: AFP

El astro neerlandés fue mejorando durante la temporada las marcas en la lista histórica de triunfos del triple campeón mundial brasileño Ayrton Senna (41) y de dos tetracampeones, el francés Alain Prost (51) y el citado Vettel (53). Y, al imponerse en el cierre de Abu Dabi -donde dos años antes había destronado a Hamilton-, sumó su victoria 54. Sólo tiene por delante ya a los dos heptacampeones: el alemán Michael Schumacher, vencedor en 91 ocasiones; y el plusmarquista absoluto, Sir Lewis, que hizo sonar 103 veces el 'God Save the Queen' tras una carrera de F1.

Publicidad

Por títulos, si volviese a ganar el año que viene, igualaría los cuatro de Prost y de Vettel. Se pondría a tiro de uno del quíntuple campeón mundial argentino Juan Manuel Fangio; y de tres del récord que comparten Hamilton y el 'Kaiser'.

Aparte de los citados, Verstappen batió los siguientes récords históricos: el de podios (21), el de victorias desde la 'pole' (12) y el de triunfos seguidos (10), así como el de 'hat tricks' -ganar desde la 'pole' y marcando la vuelta rápida- (6) en una misma temporada. Y nadie había liderado tantas vueltas (1.003) en un mismo curso. Una cantidad que, porcentualmente (comandó en el 75,7 por ciento de los giros), también es constitutiva de plusmarca.

'Mad Max' demostró talento superlativo e insaciabilidad, a bordo de un coche superior y arropado por un equipo extraordinario. Y Red Bull revalidó su título de constructores gracias, también, a la aportación de 'Checo' -nacido hace 33 años en Guadalajara (Jalisco)-, que, con sus dos triunfos, en Yeda (Arabia Saudí) y en Baku (Azerbaiyán), elevó a seis su nómina de victorias en la F1.

La escudería austriaca ganó todas las carreras del año salvo una: la que se anotó, en la carrera nocturna de Marina Bay (Singapur), Sainz. El piloto madrileño firmó su segunda victoria en la división de honor y salvó la honra de Ferrari, que al final se tuvo que conformar con el tercer puesto por equipos. Por detrás de Mercedes, que acabó segunda.

Publicidad

Carlos, de 29 años, también firmó una brillante tercera plaza ante los 'tifosi' en Monza (Italia); y, tras la descalificación de Hamilton, avanzó un puesto y subió asimismo al podio en el Circuito de las Américas de Austin (Texas), en el Gran Premio de los Estados Unidos. Donde, en el estreno de Las Vegas, la penúltima de las 22 carreras de una temporada prevista inicialmente a 23 (la de Imola, en Italia, se suspendió a causa de la catástrofe derivada de las lluvias torrenciales), una alcantarilla mal fijada empezó a arruinar sus expectativas de acabar más arriba un Mundial que concluyó séptimo.

Alonso volvió a asombrar al personal. Especialmente en el primer tercio del campeonato, con seis podios en las ocho primeras carreras; en las que fue tercero en Baréin, Arabia Saudi, Australia y Miami, antes de elevar la apuesta y acabar segundo en Mónaco y Canadá. Haciendo soñar a sus seguidores con verle ganar de nuevo, diez años después de su trigésima segunda victoria en la F1 (en el Gran Premio de España 2013, en Montmeló y con Ferrari).

Publicidad

La tan ansiada '33' tendrá que esperar. Pero el genial piloto asturiano añadiría otros dos podios más, al acabar de nuevo segundo, brillando bajo la lluvia, en Zandvoort (Holanda); y tercero en Sao Paulo (Brasil), donde firmó otra actuación magistral. Defendiéndose de los ataques de 'Checo', antes de devolverle adelantamiento en la última vuelta de la carrera de Interlagos, el circuito en el que festejó sus dos títulos Mundiales, en 2005 y 2006.

Esa acción fue premiada como la 'Mejor Acción del Año' en la gala de la FIA (Federación Internacional del Automóvil) que tuvo lugar el pasado 8 de diciembre en Baku. Donde el premio al 'Mejor Debutante' se lo llevó el australiano Oscar Piastri (McLaren), que acabó noveno un campeonato en el que subió dos veces al podio, al acabar tercero en Suzuka (Japón) y segundo en Lusail (Qatar).

Piastri -que, además, ganó en Qatar la prueba sprint en la que Verstappen se proclamó matemáticamente triple campeón del mundo- nació el 6 de abril de 2001. Exactamente un mes y dos días después de que Alonso disputase, en su país -en el Albert Park de Melbourne-, su primera carrera en la F1.

Le puede interesar

Publicidad

  • Publicidad