Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
No activar
Activar

Publicidad

Santi rompe en llanto en el Desafío XX y piensa renunciar: "Se me acabó la gasolina"

Santi ha enfrentado dificultades y críticas en el Desafío 2024 debido a sus caídas en el Box Blanco, afectando al equipo Alpha.

Desafío
Foto: captura, video Caracol Televisión

El Desafío 2024 ha puesto a prueba a todos los competidores, pero pocos han sentido la presión como Santi. El Box Blanco se ha convertido en su talón de Aquiles, sus constantes caídas han afectado no solo su rendimiento, sino también la moral del equipo Alpha. Esta situación ha llevado a sus compañeros a criticarlo abiertamente, y sus rivales lo ven como el responsable de mermar el desempeño de Alpha desde adentro.

La acumulación de errores y las críticas de sus compañeros han sumido a Santi en un estado de tristeza e impotencia. Esta vulnerabilidad se hizo evidente en una charla con Andrea Serna después del Desafío de Sentencia y Hambre. En ese momento, Santi se sinceró y expresó su deseo de no abandonar la Ciudadela, aunque consideraba que hacerlo podría ser lo mejor para no seguir perjudicando a su equipo.

La tensión alcanzó su punto culminante cuando Kevyn cuestionó por qué seguían cometiendo los mismos errores a pesar de haberlos discutido en casa. Las palabras de Kevyn llevaron a Santi a pedir perdón a todos y a confesar: "Estuve pensando hace un tiempo y... ya no tengo gasolina. Es muy difícil para mí tomar esta decisión".

Este momento de honestidad desencadenó una serie de reacciones emotivas. Los integrantes de Beta fueron los primeros en intentar motivarlo, con Darlyn pidiendo a Karoline que no lo juzgara y Arandú recordándole que este era su sueño desde hace nueve años. Francisco también mostró su apoyo, seguido de los hombres de Omega.

Publicidad

Dentro de Alpha, Kevyn pidió discutir la decisión en casa, mientras Mapi y Karen instaban a Santi a mantener la cabeza en alto. Ya reunidos todos los integrantes de Alpha, Santi admitió: "Les he fallado, ya no tengo energía como competidor, no quiero seguirles costando esta prueba de aire en próximos ciclos, entonces, quería comunicarles que no tengo más gasolina". Karen reaccionó primero, asegurándole que veía mucho potencial en él y no entendía por qué se rendía.

Santi explicó que alguien más renovado podría aportar lo que él no ha podido, reconociendo su agotamiento mental. Arandú, en un gesto conmovedor, le colocó el chaleco y le pidió a sus compañeros que lo motivaran en vez de hacerlo caer más. Dickson recordó a Santi que lo importante es cómo terminan las cosas, no cómo empiezan, y Kevyn reflexionó sobre los cambios necesarios tanto en la convivencia como en el juego, brindándole nuevamente confianza.

Publicidad

Aunque Santi no tomó una decisión definitiva sobre su posible abandono, la conversación con sus compañeros parece haberlo convencido de seguir en la competencia. Por ello, no se registró una nueva renuncia dentro del Desafío XX, y Santi continúa enfrentando sus desafíos con el apoyo de su equipo.

  • Publicidad