Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Cacerolazo contra la violencia, la primera gran protesta del año en el país

El asesinato de líderes sociales y el recrudecimiento de la violencia en varias regiones, entre las causas de las protestas.

351688_BLU Radio. Cacerolazo // Foto: AFP
BLU Radio. Cacerolazo // Foto: AFP

Trabajadores, estudiantes, indígenas y activistas saldrán nuevamente este martes a las calles colombianas a realizar un cacerolazo en rechazo al asesinato de líderes sociales, al nuevo capítulo de chuzadas ilegales, a la falta de oportunidades en varias zonas del país y a las políticas sociales del Gobierno, entre otras demandas.

La protesta de este 21 de enero, la primera del año después de las masivas manifestaciones de noviembre y diciembre contra las medidas sociales y económicas del Gobierno de Iván Duque, fue convocada en esta ocasión por el Comité Nacional del Paro, bajo el lema "defensa de la vida".

Diego Molano, director del Departamento Administrativo de la Presidencia, señaló, en diálogo con Mesa BLU, que la premisa del Gobierno ha sido y será la de buscar un diálogo nacional que permita dar solución a varias necesidades de los colombianos.

“La disposición todo el tiempo es de dialogar y buscar soluciones a todos los temas del pueblo colombiano (…) Se ha buscado escuchar y actuar. Queremos resolver las inquietudes sociales, pero el Estado no se negocia”, manifestó Molano.

El funcionario insistió en la necesidad de marchar pacíficamente y evitar las vías de hecho, la violencia y el vandalismo. Precisó, además, que el Gobierno no permitirá que las protestas terminen afectando la movilidad y el trabajo de los colombianos.

“Queremos ayudar a resolver las angustias y las preocupaciones sociales que tiene el pueblo colombiano, pero lo que no se puede permitir es que la protesta se convierta en una costumbre que no sea propositiva y que afecte la vida de los demás”, dijo.

Publicidad

Asesinato de líderes sociales

El motivo central de la movilización, según sus convocantes, es el repunte de la violencia en varias regiones del país, donde en las tres semanas que van de año han sido asesinados alrededor de veinte líderes sociales, en promedio uno diario.

La situación llevó incluso a que el Consejo de Seguridad de la ONU expresara su "seria preocupación" y reclamara "acciones efectivas" para mejorar la seguridad en el país.

De acuerdo con los registros de la ONU, 107 activistas fueron asesinados el año pasado en Colombia, la mayoría en áreas rurales y casi todos ellos (98 %) "en municipios con economías ilícitas donde operan grupos criminales o armados", mientras varias decenas están amenazados.

Vea además: Este martes habrá nueve marchas y dos plantones en Bogotá

Publicidad

A ello se sumó la denuncia del subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación, Ariel Ávila, sobre amenazas contra él, contra la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, y contra políticos de izquierda como Gustavo Petro y el líder del partido Farc, Rodrigo Londoño, por parte del grupo criminal Águilas Negras.

“Amenazas contra la alcaldesa Claudia López y otros líderes sociales y políticos deben motivarnos a que el próximo 21E se constituya en una estruendosa expresión de rechazo a los asesinatos y toda forma de violencia. Millones de cacerolas sonarán por la vida y por la paz”, advirtió en Twitter Diógenes Orjuela, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT).

Marchas en la Universidad Pedagógica, la posición del Esmad y de los trabajadores

José Usme Cárdenas, representante estudiantil de la Universidad Pedagógica, dijo en Mesa BLU que desde el centro educativo apoyan completamente las marchas y las protestas, pero sin violencia y vandalismo.

“Hemos convocado pacíficamente la movilización. Planteamos unas exigencias al Gobierno y no ha tenido un interlocutor válido (…) Aquí hace falta voluntad para cumplir lo acordado con los estudiantes”, manifestó el líder estudiantil.

Luis Miguel Morantes, presidente de la Confederación de Trabajadores de Colombia, y Ana Lucía Benavides, madre de un integrante del Esmad y quien pertenece al movimiento ‘Madres gestoras de paz’, también hablaron sobre las marchas en todo el país este martes 21 de enero.

Publicidad

“El grupo que estamos integrando son madres de estudiantes y uniformados. Nosotras no vamos protegidas, solo llevamos nuestra bandera y eslogan”, indicó Ana Lucía.

Reclamos sociales y contra la fuerza pública

Al cacerolazo se unirán distintos sectores para recordar sus reclamos sociales y económicos, como el rechazo a la recién aprobada reforma tributaria, además de repudiar las interceptaciones ilegales del Ejército a políticos, magistrados y periodistas.

"Continuamos junto al pueblo contra la reforma tributaria y el 'holding' financiero, el alza de impuestos, de las tarifas de los servicios públicos, por el derecho a un medioambiente sano", por los "recursos para atender la salud, la educación, el agua potable y el saneamiento básico", afirmó la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode).

La movilización será también en rechazo al Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), causante de la muerte del bachiller Dilan Cruz, de 18 años, quien falleció el pasado 25 de noviembre en Bogotá a raíz de las heridas sufridas en la cabeza por un proyectil disparado por un miembro de ese cuerpo policial.

En respuesta, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, en el cargo desde el 1 de enero, presentó la semana pasada un nuevo protocolo de seguridad para las protestas, en el que reafirma que el Esmad será la última instancia en intervenir para evitar situaciones como la de Dilan Cruz.

Publicidad

"El Esmad no es regulador de movilizaciones ciudadanas, es un organismo de choque de última instancia, no de primera instancia", ha defendido la alcaldesa, quien aseguró: "no tenemos información que nos preocupe y que nos haga pensar" que en la jornada del martes "vaya a suceder algo distinto al espíritu pacífico de estas manifestaciones".

Primera del año

El cacerolazo, previsto para las 5:00 de la tarde, será la primera gran manifestación de 2020 para el Gobierno de Iván Duque, luego de las multitudinarias protestas de sectores sociales a finales del año pasado.

La Alcaldía de Bogotá indicó que hasta el momento se planean dos grandes marchas y 11 plantones en diferentes puntos de la ciudad, como el Parque Nacional y el Parque de Los Hippies.

A esta jornada, para la que otros grupos han anunciado acciones como bloqueos en la capital, le seguirá un encuentro nacional de los sectores aglutinados en el Comité del Paro, el 30 y 31 de enero, en el que buscarán acordar la estrategia política y el plan de acción para este 2020.

El Comité Nacional del Paro reúne a trabajadores, estudiantes, asociaciones indígenas, pensionados, campesinos, ambientalistas, activistas de derechos humanos y víctimas de la violencia, entre otros.

Publicidad

 

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.