Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Estamos en un desamparo institucional: sentida carta del grupo de la Unidad de Vida de la Fiscalía

Funcionarios dicen que se están exponiendo a jornadas de hasta 30 horas, que hay poco personal y que se han convertido en potenciales portadores de coronavirus.

333703_BLU Radio // Fiscalia // Foto: Cortesía El Espectador
BLU Radio // Fiscalia // Foto: Cortesía El Espectador

“Estamos viviendo un desamparo institucional”, dice una sentida carta del grupo de la Unidad de Vida de la Fiscalía. Funcionarios dicen que se están exponiendo a jornadas de hasta 30 horas, que hay poco personal y que se han convertido en potenciales portadores de coronavirus .

“Señor fiscal general, yo trabajo hace más o menos 2 años con la unidad de homicidios del cuerpo de investigación. Aunque dicen los jefes que nosotros no nos estamos contagiando de COVID-19 en el trabajo, entonces no sé en donde creerán que lo hacemos si nosotros vamos de la oficina al trabajo y del trabajo a la oficina. Hay muchos compañeros que se están muriendo, que se han muerto de COVID y nosotros no vemos que la institución esté haciendo nada", dijo el funcionario Martín Andrés Ayala Plazas en un video que grabó desde la clínica en la que se encuentra conectado a oxígeno por COVID.

"Es más, yo aquí estuve muy asustado porque me iban a mandar a la UCI, entonces esto no es un juego, por favor, no lo tomen así y piensen en los funcionarios de la Fiscalía. No sé porque ahorita, cuando hay más de 8 personas aisladas por COVID, las personas que están al frente de la jefatura de homicidios y de la seccional Bogotá están haciendo como si no estuviera pasando nada”, afirmó Ayala.

A su pronunciamiento se sumaron más de 10 funcionarios de la unidad de vida que, a través de una carta dirigida a su superior Geovanny García, coordinador del grupo y con copia al fiscal general, Francisco Barbosa, dicen que están viviendo un “desamparo institucional”.

Los funcionarios exponen varias razones. En primer lugar, que los equipos de la unidad de vida estaban integrados por cuatro funcionarios antes de la pandemia y que ahora, pese a la coyuntura de protesta social, están trabajando solo de a dos funcionarios por turno, lo cual, supuestamente, hace que se expongan a turnos de hasta 30 horas que ponen en peligro “sus vidas e integridades”.

Publicidad

“Nos vemos abocados a una situación de auténtico desamparo institucional al pretender la entidad que los equipos se integren, como el día de hoy están operando, con tan sólo dos funcionarios por turno de 12 horas conociendo, en ocasiones, de seis o más casos que nos reporta nuestra unidad satélite, ya que para nadie es un secreto que la situación actual de indisciplina social y delincuencia que vive el país, también por el incremento de ciudadanos extranjeros como actores principales y sujetos activos del delito. Esto se traduce en un sin número diario de homicidios, además, la carencia de acompañamiento entre servidores al patrullar la ciudad de manera individual pone en absoluto riesgo nuestra vida e integridad”, dice la misiva.

En segundo lugar, dice la carta que, además del desgaste físico y emocional por las arduas jornadas de trabajo, esos turnos de hasta 30 horas los ha expuesto a ser potenciales portadores del COVID. Incluso, se han generado falencias en la prestación del servicio.

“Teniendo que cubrir nosotros mismos los turnos de nuestros compañeros, además de exponernos a un turno original y rutinario de hasta 30 horas continuas de labor, surge además un problema colateral para el funcionario y su propia familia al convertirnos en portadores del COVID en virtud a tener que socializar y asumir un contacto estrecho durante el turno con víctimas, policías, médicos, morgue, hospitales, estaciones de policía, en fin, todo un abanico de posibilidades", continúa la carta.

"Ha venido produciendo un desgaste significativo físico y emocional por las arduas jornadas de trabajo que se traducen, inversamente proporcional a los compulsa compensatorios y tiempo necesario para dedicar a nuestras familias, lo que impide, además, cumplir con las labores investigativas que preceden al acto urgente, generando así falencias en la prestación del servicio”, añade la carta.

Finalmente, dicen que los argumentos expuestos tienen como finalidad ilustrar a los superiores de la situación de los aqueja y solicitar, “respetuosamente y sin ánimo de pretender entenderse que esta solicitud pueda ser un acto de negligencia laboral, adoptar medidas inmediatas nutriendo de personal a nuestro grupo investigativo, obviamente con personal externo o de otros grupos que conforman el departamento de investigadores del CTI y seccional Bogotá porque de lo contrario carecería de intención la presente solicitud”.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.