Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Los rostros de la tragedia que enluta a Colombia

Estos son los jóvenes que murieron en el atentado a la Escuela de Cadetes General Santander.

Cristian Camilo Maquilón- Chigorodó, Antioquia

Cristian Camilo Maquilón de 20 años y oriundo de Chigorodó, Antioquia, aparte de prepararse para ser oficial era un destacado atleta que soñaba con hacer una carrera en la Policía y con sus primeros salarios comprarle una casa a su abuelo. Representaba a la escuela de cadetes en torneos deportivos y había logrado medallas en lanzamiento de disco.

Juan Esteban Marulanda- Antioquia

Juan Esteban Marulanda tenía 19 años, desde los 5 comenzó a hacer realidad su sueño de ser Policía al ingresar a la escuela de carabineritos. Estaba a punto de terminar su preparación como oficial para servir a la patria.  

Fernando Iriarte Agresot  - San Bernardo del Viento, Córdoba

Fernando Iriarte Agresot tenía 19 años, jugaba voleibol y era un deportista destacado, según cuentan sus familiares, quienes viven en el barrio San Francisco en el municipio de San Bernardo del Viento, Córdoba. El joven era conocido como ‘Nando’, jugó en el equipo de voleibol municipal y departamental, en junio de 2019 iba a concluir su proceso de formación en la Escuela de Cadetes General Santander.

Publicidad

Iriarte era uno de los estudiantes condecorados en la ceremonia que oficializaban en la escuela de cadetes el día del atentado. 

Jonathan Suescún- Granada, Meta

Jonathan Suescún era un joven de 24 años, oriundo del municipio de Granada en el Meta, apasionado por el deporte, y sus raíces llaneras. Gracias a su gran destreza en el voleibol fue becado por la escuela de cadetes, padres, amigos y profesores lo veían con un gran futuro en esta dependencia.

Juan Felipe Manjarrez- Meta

Jugar voleibol y tener una carrera exitosa en la Policía, ese fue el sueño de Juan Felipe Manjarrez, un estudiantes de 22 años, nacido en el Meta, que ofrendó su vida, cumpliendo el ideal de servirle a Colombia y hacer patria en su institución. Sus familiares y amigos lo recuerdan como una persona disciplinada y entregado a su familia.

Óscar Javier Saavedra Camacho- Bucaramanga, Santander

Publicidad

Óscar Javier Saavedra Camacho, de 21 años y natural de Bucaramanga, era ingeniero de sistema de las Unidades Tecnológicas de Santander, a mediados de 2017 se vinculó a la escuela de Cadetes General Santander. Acababa de iniciar el cuarto semestre. Además de ser un joven disciplinado y responsable como lo recuerdan sus familiares desde sus 11 años practicó Karate Do, disciplina con la que ganó varias medallas en competencias regionales. En la Policía conformaba el grupo de Taekwondo, en 2018 fue campeón.

Iván René Muñoz- Barichara, Santander 

Iván René Muñoz era un joven campesino de 25 años que nación en Barichara, Santander, que abandonó el trabajo en el campo para comenzar sus estudios profesionales en la Escuela de Cadetes General Santander y convertirse en oficial. Luego del atentado, permaneció recluido en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Central de Bogotá y allí murió.

Diego Fernando Martínez Galvis- Curití, Santander

Diego Fernando Martínez cursaba sus estudios como profesional de la Policía en la Escuela Cadetes General Santander, después de que se graduó del Colegio Eduardo Camacho Gamba del municipio de Curití, de donde era natural, se fue a estudiar a Bogotá. Murió a los 21 años sin cumplir el sueño de graduarse como profesional de la Policía.

César Alberto Ojeda Gómez- Foridablanca, Santander

Publicidad

César Alberto Ojeda Gómez era de Floridablanca en Santander, En diciembre pasado había cumplido 22 años de edad. Era bachiller del Instituto Gabriela Mistral. Este joven era uno de los desaparecidos tras la explosión del carro bomba en la Escuela de Cadetes General Santander y su identificación se dio con una prueba de ADN.
 

Diego Alejandro Pérez- Tuluá, Valle del Cauca.

El cadete Diego Alejandro Pérez había nacido en Tuluá, centro del Valle del Cauca, hacía parte del 112 de oficiales que adelantaba en la Escuela General Santander.
 

Sus padres recibieron la noticia en el barrio San Antonio y viajaron hacia Bogotá para hacer reconocimiento por medio de la prueba de ADN.
 

Diego Fernando quería ser policía, como su papá, a quien le demostraba su amor constantemente en las redes sociales.
 

Alfonso Mosquera Murillo- Pradera Valle del Cauca
 

Publicidad

Alfonso Mosquera Murillo, de 23 años, nació en Pradera, sur del Valle del Cauca. Hasta el 2016 hizo parte del equipo de la liga ‘Valle Oro Puro’ donde consiguió varias medallas a nivel nacional como lanzador de disco.
 

Viajó a Bogotá con una beca del 100% a través de un programa de ‘caza talentos’ de la Policía y soñaba con mejorar sus ingresos para comprar sus elementos deportivos, ayudar a su familia y ser uno de los mejores uniformados del país.

 

Steven Ronaldo Prada Riaño – Ibagué, Tolima

Tenía 20 años y era oriundo de la ciudad de Ibagué, Tolima. El deportista de alto rendimiento se desempeñaba como arquero titular de la selección de la escuela y representó a la misma en diferentes torneos nacionales. Además, se distinguía por ser un cadete disciplinado y obediente en el ejercicio del mando. Pertenecía a la Guardia de Honor de la Escuela.

Erika Sofía Chicó Vallejo – Quito, Ecuador

Publicidad

Tenía 26 años y era oriunda de la ciudad de Quito, Ecuador. Era cadete de la Policía Nacional de la República de Ecuador y becaria de la Policía Nacional de Colombia por su destacado compromiso académico y disciplinario.

Pertenecía a la banda de ceremonias, donde se desempeñaba como bastón mayor. La cadete se caracterizaba por su liderazgo y actitud de servicio.

 

 

Publicidad

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO