Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

El COVID nos está quitando el sueño, ¿cómo evitar el insomnio de la pandemia?

Estudio demuestra que la cifra de desvelados se triplicó en un año. Las principales causas son el estrés y la ansiedad.

Alberto Linero
Alberto Linero
Foto: cortesía

Tengo que decir que poseo el don del sueño. Esto es, duermo profundo, tranquilo y las horas requeridas. Es como si tuviera un botón de off y on. Pero sé que muchos tienen dificultades de insomnio. También, por la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño, sé que se ha aumentado un 40% el número de personas que, gracias a la pandemia del COVID , tienen problemas para dormir. Si el año pasado el 20% de la población tenía estas dificultades, este año aumentó al 60%.

Los estudios demuestran que las causas fundamentales de esta situación es que se dispararon los niveles de estrés y de ansiedad por todas las dinámicas emocionales, económicas y mentales que la pandemia ha generado.

Ha aumentado tanto el problema que, algunos expertos ya comienzan a hablar de Covid-Somnia, por la gran cantidad de personas en el mundo que están teniendo esta secuela.

¿Cómo enfrentar esta situación? Lo primero es cuidando la salud mental, emocional y física. Tenemos que estar más atentos a nosotros mismos, evitando vivir en automático y siendo más conscientes de los hábitos que tenemos.

Hoy se insiste mucho en tener conciencia del propio ciclo circadiano, esto es, saber en qué momentos del día se es más productivo -al inicio o al final de la jornada- para trabajar en un horario que sea consecuente con eso.

Publicidad

Por otro lado, estamos invadidos de pantallas y hoy sabemos que incluirlas en la cama es un factor de distorsión del sueño, ya que la luz que estas producen, hacen creer al cerebro que es de día, y lo hacen estar despierto y no generar los espacios de descanso necesarios.

Otra práctica con la que debemos tener cuidado, es con las maratones de series –tan comunes hoy- que terminan sobre estimulando el cerebro; es como si comiéramos más de la cuenta, y comprometiéramos nuestro estómago. Así le pasa al cerebro cuando está sobreexpuesto a horas y horas de pantallas en cada maratón. Toda su dinámica se altera y termina manifestándose en no poder ni saber descansar.

Obvio que también hay que cuidar la higiene del sueño cuidando el lugar, el tiempo y las circunstancias en las que nos dormimos. Para algunos esto puede sonar poco importante, ya que estamos convencidos que lo primordial es la producción de los recursos económicos, pero tengan claro que si no se descansa bien, no se produce bien.

Escuche la reflexión de Alberto Linero en Mañanas BLU:

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.