Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Es nuestra responsabilidad tomar la decisión de vacunarnos, es de vida o muerte: Alberto Linero

Además de los cuidados de bioseguridad, las vacunas son la única herramienta para enfrentar el coronavirus.

linero.jpeg
Alberto Linero
Foto: Instagram @PLinero

Algunos comenzaron a negarse a la vacunación, esgrimían argumentos sanitarios, religiosos, científicos y políticos con los que mostraban su sospecha contra el origen de la vacuna -sobre si era de origen animal-, pero también contra la medicina misma, y creían que era una desconfianza a la voluntad de Dios. Me estoy refiriendo a los movimientos anti-vacunas que se generaron hacia 1800, luego de la vacuna contra la viruela propuesta por Edward Jenner.

Fueron muchos los forcejeos legales que tuvieron que darse, hasta que en 1905 la Corte Suprema de Estados Unidos falló a favor del Estado, donde se declaraba que este podía promulgar leyes obligatorias para proteger al público en caso de una enfermedad transmisible. Y claro, hoy nadie dudaría de vacunarse contra la viruela, en caso de que esta no hubiera sido erradicada. Lo cual, nos muestra que, así como las pandemias han sido constantes en la historia de la humanidad, también lo han sido las acciones negacionistas frente a la acción de la ciencia como única herramienta para enfrentarlas.

Aunque respeto la libertad de cada persona, creo que no existe ninguna razón válida científica y teológicamente para negarse a la vacuna. Y sí, creo que es una acción de responsabilidad con las personas con las que compartimos la existencia. Cada uno es dueño de su vida y decide qué hacer con ella, pero a la vez, debe ser responsable con la vida de los otros.

La decisión de no vacunarse puede terminar siendo un peligro para las personas con las que convivimos, y que seguramente amamos. También sé que muchos no se han vacunado, no porque sean anti-vacunas, sino simplemente porque no han encontrado la motivación para hacerlo, o al ponerse la primera dosis se sienten seguros y creen que no necesitan más.

Además de los cuidados de bioseguridad, las vacunas son la única herramienta que hoy tenemos para enfrentar este virus que apenas conocemos. Por eso, celebro la campaña “Me vacuno por mí y por ti”, liderada por cinco empresas importantes en el país, para incentivar la vacunación masiva en Colombia.

Hoy hay 11 millones de personas con el esquema completo de vacunación y han llegado más de 35 millones de vacunas de diferentes farmacéuticas que le apuntan a lograr una inmunidad de rebaño en el país y evitar más picos por COVID-19. Es nuestra responsabilidad tomar la decisión de vacunarnos. Es de vida o muerte.

Publicidad

Escuche completo aquí:

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.