Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Feliz Día del Maestro: admiro tanto esa vocación que la he asumido como misión de mi existencia

El profesor Huertas me enseñó a leer y a escribir. Desde entonces guardo un profundo respeto y admiración por quienes ejercen tan noble profesión.

Alberto Linero
Alberto Linero
Foto: cortesía Alberto Linero

Recuerdo el primer maestro que tuve: el profesor Huertas, un viejo que había entendido su vida desde el ejercicio de enseñar. Tenía en la sala de su casa un salón de clases, en la que los niños del barrio íbamos a aprender nuestras primeras letras. Él me enseñó a leer y a escribir. Desde allí guardo un profundo respeto y admiración por esta vocación, tanto que la he asumido como una de las misiones de mi existencia.

Este domingo, en el Día del Maestro, agradecí por todos los profesores que he tenido en la vida, desde los que me provocaron aprendizajes imborrables, hasta los que me hicieron dormir con discursos a los que no les encontraba su aporte para la vida. Pensé también en los 430.000 maestros y directivos docentes que educan a los 9.9 millones de niños, niñas y adolescentes vinculados a la educación preescolar, básica y media que estudian en Colombia. Pensé en los que se encuentran en los lugares más apartados y no tienen las condiciones dignas (falta de infraestructura, sobrecarga laboral, situaciones de violencia) para ejercer su oficio, pero que lo hacen con dedicación y compromiso.

Publicidad

También pensé en aquellos que han perdido la pasión por este oficio y no hacen un trabajo de calidad, de hecho, una de las exigencias que hoy se hacen, es la necesidad de evaluarlos periódicamente y generar procesos de formación que les permitan ejercer su labor.

Me impresionó leer ayer que “de acuerdo con un informe del Laboratorio de Economía de la Educación de la Universidad Javeriana (LEE), quienes estudian programas relacionados con licenciaturas y ciencias de la educación, es decir, quienes se preparan para ser docentes, son los que obtienen los resultados más bajos a nivel global en las pruebas Saber Pro” cierro cita.

La calidad de la educación es fundamental para el desarrollo individual y social. Requerimos no sólo que se sigan brindando las mejores condiciones, sino que se pueda incentivar que sean los mejores los que se dediquen a enseñar. A veces se olvida que esta es una tarea que nos interesa a todos y que tenemos que estar del mismo lado. Deseo que muchos jóvenes con capacidades se sientan motivados a ser maestros.

Publicidad

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.