Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Necesitamos educación que permita el pensamiento crítico, no adoctrinamiento

Necesitamos una educación que nos permita el desarrollo idnvidual y social, que nos haga crecer emocionalmente y nos enseñe a leer.

alberto linero .jpg
Alberto Linero
Foto: Alberto Linero

De tanto repetirlo, se ha vuelto un lugar común que a veces ya no revela sentido para nuestras acciones. Me refiero a la expresión: “La solución es la Educación”. Sin embargo, creo que es necesario que todos tratemos de precisar qué es lo que decimos cuando enunciamos esa afirmación.

¿Qué se entiende por educación? ¿Qué la caracteriza? ¿Cómo se realiza? Por eso, ayer cuando escuché a la alcaldesa de Bogotá en la inauguración de una nueva sede de la Universidad Minuto de Dios en Ciudad Bolívar -que espera acoger 32 mil estudiantes de este sector- decir que “la educación es la salida, Colombia no necesita plomo, necesita aplomo”, me volví a preguntar: pero ¿qué tipo de educación?

Seguro no es un adoctrinamiento, sino una educación que se permita el pensamiento crítico y genere las condiciones racionales para que cada colombiano pueda asumir posiciones críticas frente a su realidad, desde lo que escucha o lee; y pueda también contribuir decididamente a desarrollarnos individual y socialmente; un tipo de educación que nos permita estar lejos del fanatismo y los fundamentalismos en los que nos han sumido ideologías que, aunque aparentan ser diferentes, tienen el mismo espíritu esclavizante e irracional.

Pero también una educación emocional que permita que cada uno pueda tomar conciencia de sus emociones, reconocerlas sin ninguna culpa o miedo, gestionarlas de manera razonable e inteligente y usarlas como motor que impulse al desarrollo del proyecto de vida. Una educación que nos permita encontrar en el otro a un compañero de camino y no a un enemigo que tenemos que eliminar; que nos permita entender que la violencia en cualquiera de sus formas es una claudicación de la humanidad que nos arrastra por nuestra animalidad.

Una educación que nos enseñe a leer, porque estoy seguro de que el que lee es menos violento y más tierno. Recuerdo a Virginia Wolf cuando imagina el juicio final y dice: “El Todopoderoso mirará a Pedro y le dirá, no sin cierta envidia, cuando nos vea llegar con los libros bajo el brazo: «Éstos no necesitan recompensa. Nada tenemos aquí para darles. Amaron la lectura»”.

Escuche la reflexión de Alberto Linero en Mañanas BLU:

Publicidad

Entérese de los hechos y noticias del momento en Colombia y el mundo:

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.