Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
No activar
Activar

Publicidad

Estables dos de los tres militares heridos en campo minado de Valdivia, Antioquia

Los cadáveres de los seis militares muertos ya fueron entregados a sus seres queridos y se avanzará este lunes las diferentes ceremonias exequiales en los sitios de origen de los uniformados fallecidos.

Militares heridos en campo minado de Valdivia.
Militares heridos en campo minado de Valdivia.
Cortesía: Ejército Nacional.

Dos militares sobrevivientes a la activación del campo minado en Valdivia, Antioquia, se encuentran estables y en recuperación en Caucasia. Uno de los soldados fue dado de alta.

Mientras que Cristian David Hurtado Riasco, de 23 años quien recibió heridas de proyectil y esquirlas por la explosión, fue dado de alta, debido a su recuperación, siguen en observación, pero estables, Arley Ferney Cuta Fernández, de 23 años y Joel Isaí Buchaima, de 21 años.

Después de cuatro días de los hechos de violencia, en la vereda Coposa de Valdivia que cobró la vida de seis militares, por la activación de las Disidencias de las Farc de un campo minado, otros militares del Batallón de Operaciones Terrestres N°24, trasladaron a tres de sus compañeros en ambulancia hasta el hospital César Uribe Piedrahita del municipio de Caucasia, en el Bajo Cauca, donde siguen dos.

Los tres soldados fueron sometidos a intervenciones quirúrgicas, por lo que siguen en hospitalización, donde han estado conscientes y coherentes.

Publicidad

El militar Cuta Fernández ingresó con shock hipovolémico y agradeció la atención en el centro de salud.

“Le doy gracias a Dios y al enfermero que estuvo ahí pendiente para sacarme en la evacuación y también le envío un saludo a la familia de mi sargento que fue un buen comandante y que no pudo estar con nosotros”, aseguró.

Publicidad

Mientras que Joel Isaí Buchaima llegó con un cuadro clínico por heridas múltiples por proyectil de arma de fuego, con heridas en hombro y herida en tercio distal del músculo derecho.

“Le doy gracias a Dios por una gran ventaja de tener una segunda oportunidad. Gracias a los compañeros y al enfermero también que estaba en ese momento difícil con nosotros”, aseveró.

Según el último parte médico, han evolucionado bien a las operaciones, por lo que seguirán en observación médica.

Los cadáveres de los seis militares muertos ya fueron entregados a sus seres queridos y se adelantaron las diferentes ceremonias exequiales en los sitios de orígenes de los soldados.

  • Publicidad