Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

En batalla campal terminó partido en Puerto Colombia, Atlántico: árbitro fue brutalmente golpeado

El cobró de un penalti, que marcó un empate entre los dos equipos que disputaban la semifinal de la Liga de Fútbol del Atlántico, generó una fuerte discordia entre jugadores y padres de familia contra el árbitro asistente.

Batalla campal.jpeg
Pelea en Polideprotivo de la Universidad Autónoma del Caribe.
Pantallazos de video tomados por BLU Radio.

¡De un partido de fútbol al ring de boxeo! Así culminó un encuentro de semifinal por la Liga de Fútbol del Atlántico este sábado en el Polideportivo de la Universidad Autónoma del Caribe, ubicado en Puerto Colombia, Atlántico, luego de que Brandon Alandete, quien fungió como árbitro asistente, fuera brutalmente golpeado por jugadores y padres de familia que no estuvieron satisfechos con el marcador tras el cobro de un penalti.

El partido, el cual se disputaban los equipos Evolution Soccer y Fusión Caribe, iba marcando un 2-1 a favor de este primero, sin embargo, por decisión del juez de línea, al segundo le fue asignado el cobro de un penalti en el tiempo de adición que logró marcar un empate de 2-2.

Justo allí, tanto jugadores como padres de familia saltaron a la cancha para confrontar al juez de línea y, cuando Alandente intentó mediar la situación, resultó siendo atacado por más de diez personas, en hechos que quedaron grabados en un video aficionado altamente difundido en redes sociales.

Aquí el video:

Publicidad


Este cucuteño, quien lleva más de dos años dedicado a ser árbitro de fútbol, narró los agónicos momentos que vivió de manera inesperada entre puños y patadas, lo que le ha generado graves afectaciones en materia de salud.

"Los padres de familia ingresan a la cancha a agredir a mi compañero y yo trato de mediar, en medio de todo, diciéndoles échense para allá. Es ahí cuando uno de los padres de familia me asegura que no es perro para echarse y continuaron agrediéndome verbalmente diciéndome que me iban a matar, traté de defenderme como pude con la banderilla que tenía en mis manos, pero fue imposible, era mucha gente encima", relató.

Publicidad

Por su parte, Alandete ya interpuso una denuncia formal ante la Fiscalía, mientras que lo sucedido se encuentra en manos de la Comisión de Penas y Sanciones de la Liga del Atlántico, quienes tendrán la decisión final sobre los involucrados en las agresiones contra el cucuteño.

Le puede interesar:

  • Publicidad