Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Suscríbase y reciba las historias y los hechos que son noticia en Colombia y el mundo
Activar
No activar

Publicidad

A través de códigos de lenguaje en Nariño combaten la violencia

A 30 minutos al sur de Pasto se encuentra una pequeña población que decidió hacerle frente a la violencia que trae consigo los factores armados en Colombia...

6707_franz
Terrenos baldíos ocupados por Farc en Meta: Foto Noticias Caracol

A 30 minutos al sur de Pasto se encuentra una pequeña población que decidió hacerle frente a la violencia que trae consigo los factores armados en Colombia (ejército, FARC y paramilitares) de una forma muy curiosa e ingeniosa.

 

Se trata de Lincano, un pueblo indígena que vive en tierras de ‘frontera’ entre el mundo andino y el mundo amazónico.

 

Su estrategia para hacerle frente a la guerra es la comunicación cifrada a través de una red de alto parlantes que se encuentran estratégicamente ubicadas en cada una de las veredas de componen la población.

 

Publicidad

“Los colectivos de comunicación inventaron un lenguaje cifrado para contar como era la situación en el territorio, así los habitantes pueden mantenerse seguros en resistencia sin tener que volverse desplazados de sus tierras”, cuenta Jorge Obando, periodista, que ha trabajado esta zona del país.

 

‘¿Cuál es el estado de la mezcladora?’, pregunta uno de los habitantes, mientras otro le contesta, ‘la mezcladora está fallando’; “Ese era el mensaje para avisar a la población de que había secuestros, actores armados, en fin, peligro”, narra el comunicador.

 

Así, a través del ingenio y la estrategia del sabotaje, los pobladores hacen frente al conflicto armado colombiano en Nariño sin empuñar armas, solo ideas.

 

Publicidad

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política.
ENTENDIDO