Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

La historia del preso número 77362 de Auschwitz que terminó viviendo en Colombia

El pasado viernes 27 de enero se conmemoró la liberación de los judíos por parte de tropas rusas en el campo de concentración de Auschwitz.

Max Kirschber es uno de los pocos sobrevivientes de lo que fue el campo de concentración y exterminio nazi de Auschwitz y habló en entrevista con En BLU Jeans acerca de su testimonio sobre lo que fueron sus días como preso.

 

Max es un hombre judío – alemán que vivió en carne propia las denigrantes acciones del Imperio Nazi contra el pueblo judío.

 

A raíz de esas circunstancias su familia fue una de las principales afectadas.

 

Publicidad

“Yo perdí a mi padre en 1938 el 10 de noviembre, a raíz de la Noche de Cristales, mi papá salió en la mañana de ese día y jamás volvimos a saber de él”, manifestó.

 

Además de su padre, el núcleo familiar de Max estaba conformado por su mamá y hermana, a las cuales también perdió a los pocos años.

 

“Para 1942 llegué a Auschwitz con mi mamá y hermana, ahí separaban a los hombres y mujeres, jamás las volví a ver, estoy seguro que a los pocos días ambas ya no estaban vivas” argumentó.

 

Publicidad

Para el año de 1945 Max fue liberado del campo de concentración y a pesar de la fatídica pérdida de su familia se enteró que dos de sus tíos estaban vivos y habían migrado hacía Colombia para refugiarse, por tal motivo en 1946 decidió llegar al país.

 

Posteriormente Max volvió a Alemania para estudiar química y regresó a Colombia para ejercer su profesión, aunque manifiesta que su principal causa de retorno fue la falta de no sentir lo que le quedaba de familia cerca.

 

Como marcas de la guerra Max aún conserva tatuado en su cuerpo el código de preso con el número 77362.

 

Publicidad

Aun así, dijo que con el paso de los años pudo apartar esa tragedia de su vida sin por supuesto olvidarla.

 

Actualmente conserva una vida tranquila en Colombia y dice que no se siente extranjero, sino que es parte de los mismos habitantes y que gozó la vida en el país.

 

“Deseo a los colombianos que el odio entre ellos se acabe, uno cuando vive aquí se siente parte de este pueblo”, afirmó Max.

 

Publicidad

*Escuche la entrevista completa en el siguiente audio:

 

 

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.