Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Suscríbase y reciba las historias y los hechos que son noticia en Colombia y el mundo
Activar
No activar

Publicidad

Por Facebook Live: así son los funerales en tiempos de coronavirus

Durante el velorio solo dejan ingresar a cinco personas a una distancia de dos metros. Y, los que no pueden asistir a la ceremonia de despedida, la transmiten por internet.

366183_Facebook live para funerales en tiempos de COVID-19_bluradio
Facebook live para funerales en tiempos de COVID-19_bluradio

En pleno aislamiento por el coronavirus, una familia bogotana sufrió con el velorio de Eduardo Vásquez, quien desde hacía cinco meses padecía un cáncer de lengua.

Convierta a BLU Radio en su fuente de noticias

El hombre se puso mal el pasado 4 de abril, cuando en su casa, ubicada en sur de Bogotá, empezó a perder la respiración y a tener un poco de fiebre.

Nataly Vásquez al ver el estado en que se encontraba su tío, decidió llamar a emergencias para que lo llevaran a un centro de salud.

“Yo llegué al Hospital de Kennedy con él como a la 1:00 de la mañana y los de la ambulancia ya habían reportado que iban con un sospechoso de COVID-19 por su falta de aire”, cuenta.

Lea también: ¿Por plata? Hospitales estarían dejando más tiempo a enfermos de COVID-19 en UCI

Publicidad

Cuando llegaron a Kennedy, a la sobrina de Eduardo le explicaron que debían seguir un protocolo de bioseguridad y corroborar si él tenía contagio de coronavirus. Ese mismo día, a las 10:00 de la mañana, Socorro Vásquez, la mamá de Nataly, llegó a hacer relevo y a reclamar los resultados de COVID-19.

Les indicaron que la falta de aire del paciente se debía a que, por el avanzado estado de su cáncer, este estaba agonizando. Fue en ese momento cuando le explicaron a Nataly y a Socorro que, si lo dejaban morir en el hospital, era muy probable que no lo volvieran a ver por los protocolos de deceso durante la pandemia.

“Si él fallecía en el hospital, nos comunicábamos con la funeraria para que ellos fueran a recogerlo, lo cremaran y nosotros no hubiéramos podido ir si quiera al cementerio a acompañar las cenizas”, relató la sobrina de Eduardo, quien accedió a regresarlo a su vivienda en Bosa.

Lea también: Ensayos clínicos con hidroxicloroquina para tratar COVID-19 se reanudarán, dice OMS

De acuerdo con Luis Eduardo Arango, gerente de la Funeraria San Vicente en Medellín, los procedimientos para los funerales de aquellos casos tratados como causa probable de muerte o confirmada de COVID-19 no tienen más servicios funerarios que el traslado a la disposición final.

Esto es, que desde el lugar del deceso, y bajo la autorización del personal médico, recogen los cadáveres y los llevan de manera directa a la cremación o inhumación, dependiendo de las condiciones judiciales en las que se produjo la muerte.

Publicidad

“Desde el momento en que tenemos que recogerlo, haciendo un embolsamiento que es un embalaje, nosotros lo complementamos y lo transportamos, obviamente con todas las recomendaciones del Ministerio de Salud y el protocolo que tienen obviamente para esos casos”, manifestó Arango.

Lea también: ¿Qué pasará en el mundo una vez surja la vacuna contra el COVID-19?

Esas medidas de recepción del cuerpo y de embalaje están en línea con las orientaciones para el manejo, traslado y disposición final de cadáveres por Sars-COV-2 (COVID-19), divulgadas previamente por el Ministerio de Salud el pasado mes de abril.

Entonces, si los familiares de Eduardo Vásquez lo dejaban hospitalizado, él hubiera muerto como una persona con causa probable o confirmada de COVID-19 y, así su fallecimiento se produjera por el avanzado estado de su cáncer, él moría como sospechoso de coronavirus.

“Yo hubiera sido la única persona que lo hubiera podido ver en vida”, agrega Nataly.

El 6 de abril, el hombre murió al lado de sus familiares y en ese momento llaman a la Policía para gestionar el levantamiento del cuerpo y el documento para solicitar la orden de defunción en el hospital.

Publicidad

Lea también: Aíslan a 18 personas en hospital de Envigado por contacto con enfermera con COVID-19

De ahí en adelante, la funeraria se encargó de organizar al difunto y de las medidas para que los familiares más cercanos lo pudieran despedir dignamente bajo los protocolos de bioseguridad para evitar la propagación de COVID-19.

Con relación a los rituales, su realización depende de las condiciones en las que se haya producido la muerte. Es decir, por la sospecha o contagio de coronavirus lo único que se hace es el levantamiento del cuerpo y la disposición final: no hay rituales.

Pero, como Eduardo Vásquez alcanzó a morir en su hogar, tenía derecho a un ritual.

“El día del velorio, que fue el 7 de abril, solo estuvimos cinco personas en el velorio. Más de esas personas no dejaban estar, podíamos salir cuántas veces quisiéramos… Lo importante era que estuvieran cinco personas dentro de la sala”, relata Nataly.

Lea también: Hasta un 50% han disminuido los matrimonios y divorcios en Antioquia por la pandemia

Publicidad

De acuerdo con sus familiares, a las personas que ingresaban a la velación les tomaban la temperatura, cada dos horas desinfectaban la sala y debían mantener la distancia.

La funeraria le ofreció a la familia una posibilidad para rendirle homenaje a Eduardo, de manera que las personas que no pudieron estar presentes o que por cumplir con el cupo máximo de diez personas en la ceremonia de despedida (una eucaristía), no pudieron asistir.

Una de esas personas que no pudo estar de manera presencial en la misa es Gilma Vásquez, una de las hermanas del difunto. Quien, además, no pudo acompañar a la familia porque, por su avanzada edad (67 años), sus probabilidades de contagio aumentaban en el momento de no cumplir con la cuarentena.

Lea también: Someten a pruebas de plasma a 10 pacientes en Medellín para combatir el coronavirus

“Yo fui una de las beneficiadas con la transmisión por el Facebook, porque como yo no pude ir por mi edad, entonces lo vi por última vez, en la caja de las cenizas. Y también porque la idea era que lo miraran los familiares de Medellín y Estados Unidos”, relata Gilma.

Esta última ceremonia se realizó con las cenizas del difunto.

Publicidad

La transmisión del último adiós

La familia de Eduardo accedió a realizar el video en vivo a través de Facebook, para que las personas que no pudieron estar de manera presencial en los momentos previos a la cremación y se despidieran para siempre de él, así fuera por internet.

Desde la funeraria crearon un perfil en la red social con el nombre de usuario ‘Ceremonia Luis Eduardo Vásquez’ y mediante la que comenzaron a agregar las cuentas de los familiares y amigos que querían hacer parte de la ceremonia final.

Lea también: Ventiladores mecánicos creados en Medellín podrán usarse si el paciente lo aprueba

Luego de la creación de la cuenta, publicaron un estado en el que convocaron de manera pública a las personas que se quisieran conectar a través de un Facebook Live para el ciberencuentro.

Publicidad

“Muy buenas noches querida familia, bienvenidos a la casa de Dios; nuestra casa. Hoy nos encontramos aquí, congregados, en este momento único y especial para acompañar a nuestro querido hermano Luis Eduardo Vásquez Torres. Quien ha sido llevado al país de la vida”, comenzó a mencionar el sacerdote que lideró la ceremonia.

Acto seguido, los asistentes virtuales empezaron a comentar y a enviar saludos a la familia que estaba sufriendo la pérdida de Eduardo.

El evento virtual tuvo una duración de casi 32 minutos. Así, fue como los familiares y amigos pudieron despedir a Eduardo en medio de la contingencia por el coronavirus.

 

Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias Convierta a Blu Radio en su fuente de noticias

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO