Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Logo principal Blu
Reciba notificaciones de Blu Radio para tener las principales noticias de Colombia y el mundo.
Activar
No activar

Publicidad

Evangelio de hoy: 06 de enero de 2023

Conozca el evangelio y la palabra de Dios de este sábado, 06 de enero.

313031_BLU Radio. Religión / Foto: AFP
BLU Radio. Religión / Foto: AFP

Evangelio del día


Lectura del santo evangelio según san Mateo (2,1-12):

Habiendo nacido Jesús en Belén de Judea en tiempos del rey Herodes, unos magos de Oriente se presentaron en Jerusalén preguntando:
«¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Porque hemos visto salir su estrella y venimos a adorarlo».
Al enterarse el rey Herodes, se sobresaltó y toda Jerusalén con él; convocó a los sumos sacerdotes y a los escribas del país, y les preguntó dónde tenia que nacer el Mesías.
Ellos le contestaron:
«En Belén de Judea, porque así lo ha escrito el profeta:
“Y tú, Belén, tierra de Judá,
no eres ni mucho menos la última
de las poblaciones de Judá,
pues de ti saldrá un jefe
que pastoreará a mi pueblo Israel”».
Entonces Herodes llamó en secreto a los magos para que le precisaran el tiempo en que había aparecido la estrella, y los mandó a Belén, diciéndoles:
«ld y averiguad cuidadosamente qué hay del niño y, cuando lo encontréis, avisadme, para ir yo también a adorarlo».
Ellos, después de oír al rey, se pusieron en camino y, de pronto, la estrella que habían visto salir comenzó a guiarlos hasta que vino a pararse encima de donde estaba el niño.
Al ver la estrella, se llenaron de inmensa alegría. Entraron en la casa, vieron al niño con Maria, su madre, y cayendo de rodillas lo adoraron; después, abriendo sus cofres, le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra.
Y habiendo recibido en sueños un oráculo, para que no volvieran a Herodes, se retiraron a su tierra por otro camino.
Palabra del Señor

Lectura del día


Lectura del libro de Isaías (60,1-6):

¡Levántate y resplandece, Jerusalén,
porque llega tu luz;
la gloria del Señor amanece sobre ti!
Las tinieblas cubren la tierra,
la oscuridad los pueblos,
pero sobre ti amanecerá el Señor,
y su gloria se verá sobre ti.
Caminarán los pueblos a tu luz,
los reyes al resplandor de tu aurora.
Levanta la vista en torno, mira:
todos ésos se han reunido, vienen hacia ti;
llegan tus hijos desde lejos,
a tus hijas las traen en brazos.
Entonces lo verás, y estarás radiante;
tu corazón se asombrará, se ensanchará,
porque la opulencia del mar se vuelca sobre ti,
y a ti llegan las riquezas de los pueblos.
Te cubrirá una multitud de camellos,
dromedarios de Madián y de Efá.
Todos los de Saba llegan trayendo oro e incienso,
y proclaman las alabanzas del Señor.
Palabra de Dios

Publicidad


Reflexión


Este pasaje evangélico nos transporta al momento en que los sabios magos de Oriente, guiados por una estrella divina, buscan al recién nacido Rey de los judíos. Su búsqueda los lleva a Jerusalén, donde el rey Herodes, intrigado y perturbado por la noticia, convoca a los líderes religiosos para conocer el lugar del nacimiento del Mesías. La respuesta proviene de la profecía de Miqueas, que señala a Belén como el sitio desde el cual surgirá un líder para pastorear al pueblo de Israel.

Los magos, llenos de esperanza, siguen la estrella hasta Belén, y al encontrar al niño Jesús, experimentan una profunda alegría y reverencia. Su adoración simboliza la respuesta humilde y entregada ante la presencia del Salvador. Los regalos que ofrecen, el oro, el incienso y la mirra, revelan la naturaleza real, divina y sacrificial de Jesús.

Publicidad

La estrella, que guía a los magos hacia el Salvador, también representa la luz divina que ilumina nuestro camino en la búsqueda de Dios. Así como los magos se dejaron guiar por la estrella, nosotros también debemos buscar la luz divina en nuestras vidas, guiándonos hacia la presencia de Jesús.

La respuesta divina dada a los magos en sueños, indicándoles no regresar a Herodes, destaca la importancia de escuchar la voz de Dios y seguir Su dirección, incluso cuando no entendemos completamente el camino que se nos presenta.

Este relato nos invita a reflexionar sobre nuestra propia búsqueda de Jesús en nuestras vidas. ¿Seguimos la luz divina que nos guía hacia Él? ¿Ofrecemos nuestros dones y talentos en adoración y servicio? ¿Estamos dispuestos a escuchar la voz de Dios y seguir Sus indicaciones, incluso cuando el camino nos parece desconocido?

Que la historia de los magos nos inspire a buscar y adorar a Jesús con corazones abiertos, reconociendo Su presencia en nuestras vidas y siguiendo la luz de Su amor y verdad.

Publicidad

Le puede interesar:

Publicidad

  • Publicidad